Descubrimientos

Brute es el punto de encuentro entre SHMUP y puzles

La barrera les impide pasar. | MGFM
La barrera les impide pasar. | MGFM

Desarrollado por MGFM, que es el seudónimo que utiliza su creador Michael, Brute es un juego de disparos y naves algo más atípico de lo habitual y que saldrá este mes.

A este género lo hemos ido llamando de varias maneras a lo largo de los años hasta que hemos encontrado el término más definitorio y cerrado posible. Shooter, shoot ‘em up, y ahora SHMUP, que viene siendo lo segundo pero resumido en siglas. Tampoco es que esto último sea la panacea de lo cristalino; cualquier persona ajena a la jerga del mundillo seguramente se preguntará que por qué nos referimos a algunos videojuegos como si fueran aliens de Rick y Morty. Pero el caso es que sabemos perfectamente de qué hablamos cuando lo usamos.

Monigotes muy pequeños, unas veces navecitas y otras no, que avanzan automáticamente con muchos proyectiles en pantalla y una enormísima dificultad en la mayoría de ocasiones. Brute, la nueva adición al género, quiere aportar un par de cosas más a la ecuación al tiempo que resta otras. Por un lado, aquí somos nosotros los que nos desplazamos a base de controlar la nave; y por otro, el desafío que propone intenta ir más allá del de acabar con los enemigos que nos acechan. Todo ello aderezado con música electrónica y colores planos y chillones que harían enloquecer al mismísimo Bob Ross si tuviera que pintar un cuadro con ellos. Una mezcla audiovisual que proporciona el ritmo necesario para la sinfonía de tiros y rompecabezas minimalistas que se da en sus intrincados niveles. 

Porque esa es la intríngulis, vaya. Lo que hace especial a este Brute con respecto a otros SHMUP es que cada fase dispone sus obstáculos de las maneras más variopintas posibles y empieza a cobrar un gran protagonismo no tanto el avanzar y matar, sino más bien resolver el escenario a base de planificar la forma correcta de superarlo, como si fuera un puzle. La cantidad de variables que confluyen en un mismo nivel desde que lo empezamos hasta que llegamos al final es donde radica su magia.

“Yo lo definiría como un desafiante shooter arcade con una estética vibrante y minimalista”, nos cuenta su creador en un mail. Es decir, que no debemos tomarnos ese aspecto de puzle tan al pie de la letra, sino más bien como el proceso de descubrimiento y posterior resolución de niveles concretos, en este caso tirando mucho por la acción. MGFM nos habla también del origen de Brute, que es el resultado de haber estado desarrollando un juego de plataformas muy grande y complicado con varios amigos pero que no llegó a cuajar. Tras esto, decidió hacer algo más sencillo por su cuenta, volviendo a inspirarse en los títulos basados casi enteramente en la habilidad y los reflejos del estilo de N++, del cual habla como su principal influencia.

El día 17 de mayo será cuando salga a la venta. Lo podremos adquirir tanto en Steam como en itch.io.

Comments
To Top