Noticias

Edmund McMillen anuncia The End Is Nigh, su nuevo juego

La cara de Ash es la de alguien que sufre. | McMillen y Glaiel
La cara de Ash es la de alguien que sufre. | McMillen y Glaiel

Se trata de un plataformas apocalíptico en dos dimensiones que, como no podía ser de otra forma, tiene a la muerte como tema principal. Lo co-desarrolla Tyler Glaiel y saldrá en Steam el próximo 12 de julio.

Después de conquistar al mundo con Super Meat Boy, The Binding of Isaac, y el puñado de juegos de The Basement Collection que sólo podían haber salido de la estrambótica mente que engendraría la sangrienta alegoría bíblica convertida en roguelike que es el anterior, Edmund McMillen regresa con un proyecto nuevo que si tiene pinta de algo, es de ser muy suyo.

The End Is Nigh se define a sí mismo en Steam como “una extensa aventura de plataformas en la que mueres un montón, pero no pasa nada porque de todas formas ya estás muerto”. Este nihilismo satírico se deja ver desde un primer momento en el propio tráiler del juego, donde su protagonista, una masa negra llamada Ash que ha sido uno de los pocos seres supervivientes tras el Fin del Mundo, retransmite por streaming lo que parece ser un juego de plataformas de corte clásico mientras se mofa de lo típico que es todo. Pinchos como obstáculos a estas alturas, ¿a quién se le ocurre?

No obstante, el juego real no tarda en mostrarse, presentándose efectivamente como un endiablado plataformas bidimensional que se parece en mecánicas a Super Meat Boy, pero más a The Binding of Isaac The Basement Collection en los temas que toca. “Sigue a Ash mientras se abre camino saltando a través de un futuro de dolor y sufrimiento”, reza la más que esclarecedora sinopsis, especialmente por esas dos últimas cosas.

Tyler Glaiel, quien participó en los juegos de la Basement, anda también metido en el ajo de The End Is Nigh, tanto programando como diseñando. De hecho, el juego no está siendo desarrollado bajo el nombre de Nicalis ni ningún estudio plenamente constituido; los nombres de McMillen y Glaiel son los únicos que figuran como responsables del mismo.

Más de 600 niveles, 12 capítulos explorables, 20 minijuegos coleccionables, y demás parafernalia numérica que adorna la página de Steam, se nos presentan como algunas de las características del juego. “Mogollón de extras ocultos y finales que seguramente le verás a alguien antes de conseguirlos tú“, dice mofándose la descripción que aparece en la plataforma de Valve, para terminar mencionando el elemento más importante de The End Is Nigh, “¡estrés!”.

Captura de The End is Nigh. | PC Gamer

Captura de The End is Nigh. | PC Gamer

La idea salió, como explica el propio McMillen en su página de Tumblr, después de ponerse a desarrollar, también con Glaiel, un roguelike llamado Ouroboros. Viendo que la cosa no avanzaba demasiado llevando un año de desarrollo, ambos decidieron pausarlo y se juntaron el pasado diciembre para montar una game jam de la que salió la idea de un plataformas no lineal y de alta dificultad, que es lo que ha acabado siendo The End Is NighEn el mismo comunicado, el desarrollador nos aclara que tanto Ouroboros como The Legend of Bum-Bo, otro videojuego suyo que anunció hace ya un tiempo, siguen teniendo previsto salir en algún momento. 

Si por casualidad no conoces cómo son los juegos de Edmund McMillen, nuestro compañero Manu Delgado publicó un artículo que los explica de manera bastante acertada.

Comments
To Top