Noticias

La música de Everybody’s Gone to the Rapture es “una carta de amor al juego”

Captura de Everybody's Gone to the Rapture. | PlayStation

Everybody’s Gone to the Rapture es un juego post-apocalíptico que tiene a todo el mundo en vilo. Su lanzamiento se producirá el 11 de agosto y lo está desarrollando The Chinese Room. Hoy, en el blog oficial de PlayStation, la directora y compositora del juego, Jessica Curry, ha hablado de la importancia que tiene la música en esta experiencia.

Tiene tanta importancia que la compositora se ha sumergido de lleno en Everybody’s Gone to the Rapture con el fin de crear una música adecuada: “Conozco tan bien este juego: me sé cada roca, cada voz, cada brizna de hierba. Este nivel de inmersión en el mundo del juego me ha permitido componer una música que es una carta de amor al juego y a sus personajes“. Y es que en este proyecto la música no es un simple acompañamiento, según Jessica, sino que juega un papel fundamental en el desarrollo del mismo: “Todos los personajes principales tienen su propio tema musical diferente (imagina algo como “Pedro y el lobo” pero en plan apocalíptico) y la música ayuda a guiarte suavemente por el mundo, además de proporcionar la base emocional de la experiencia”.

En un principio, según cuenta la compositora, intentaron integrar una música ochentera, ya que es la época en la que se desarrolla Everyboy’s Gone to the Rapture: “Como tiene lugar en los años 80, quizás había expectativas de que iba a componer una partitura retro tipo Vangelis. Lo intenté, y cuando la integramos en el juego, simplemente no funcionó“. Más adelante se decidieron por una música menos específica de una época: “El mundo que ha creado el equipo es muy atemporal, no me parecía bien imponer un popurrí opresivo en el entorno. Por eso decidí crear lo que espero sea una música atemporal; música para una Inglaterra que solo ha existido en la imaginación“.

Para Jessica Curry la música de este videojuego ha supuesto todo un reto, aunque también una oportunidad única: “Creo que, como artistas, lo único que queremos es seguir mejorando; nos esforzamos por aquello que resulta siempre inalcanzable. La música de Rapture ha sido todo un reto. Que te regalen la oportunidad de componer una música tan bonita para este juego de belleza incomparable ha sido todo un honor”.

Por último, la autora de la banda sonora de Everybody’s Gone to the Rapture desea que la música que ha creado se entienda como un complemento perfecto de la esencia del juego: “El resultado final es, espero, rural, onírico, lírico, apasionado, poético y sobre todo un compendio de lo que trata este juego: una celebración de lo que es ser humano”.

Comments
To Top