Sin categoría

Probamos la nueva PlayStation, el futuro de los videojuegos ya está aquí

Sony se adentra en el mundo de los videojuegos con la nueva PlayStation, un sistema de sobremesa que apuesta por los 32 bits y el CD-ROM. ¿Será suficiente? La hemos probado durante unos días y os contamos cómo es.

Son muchos los rumores que escuchábamos acerca de una videoconsola de Sony, empresa mundialmente conocida por fabricar reproductores de música como el popular Walkman. El mercado nipón ya la disfruta desde diciembre de 1994, pero ha sido el 9 de septiembre de 1995  cuando, por fin, se anunció en Europa . La CPU de 32 bits y el soporte para CD-ROM son las principales bazas del producto de Sony. Pero, ¿será suficiente? La hemos podido probar durante una semana y, durante ese tiempo, hemos descubierto qué nos aporta la nueva PlayStation. Descubrámoslo.

El lector de CD-ROM, la gran apuesta de Sony | Equilateral

El lector de CD-ROM, la gran apuesta de Sony. | Equilateral

A pesar de que la Super NES todavía continúa siendo un sistema a la altura de las exigencias, existen compañías empeñadas en considerar los 32 bits como el futuro de los videojuegos. De hecho, el 8 de julio de 1995 se lanzó al mercado la Sega Saturn, la sucesora de Megadrive que, aún teniendo muchas de las características que podemos ver en PlayStation, parece que todavía no existen títulos para demostrar su verdadero poderío como videoconsola. Incluso después del éxito conseguido con Megadrive, Sega Saturn no ha calado tan bien como su antecesora. Entonces, ¿por qué iba a triunfar Sony?

De entrada, lo primero que nos llama la atención de la nueva PlayStation es su precio de salida. Mientras que adquirir una Sega Saturn cuesta 79.990 pesetas, la consola de Sony tiene un precio de 59.900 pesetas, el cual también es mucho mayor que el de la Super NES (18.900 pesetas). No obstante, Sony apuesta claramente por ofrecer un gran catálogo de entrada, algo de lo que quizá carecen otras competidoras que también toman como base el sistema de 32 bits.

Diseño

 PlayStation | Equilateral

PlayStation. | Equilateral

Empecemos valorando su aspecto. Con unas dimensiones de 270 x 60 x 188 mm y un peso de 1,2 kilogramos, la videoconsola de Sony no se trata precisamente de un dispositivo que pase desapercibido. Debido al conocido trayecto de la empresa con los dispositivos de música, es inevitable no apreciar en PlayStation ciertos tintes del diseño que Sony empleó para el CD Walkman. En esta ocasión, la compañía nipona ha adoptado el gris como color predominante para su videoconsola, algo que hasta ahora era muy propio de Nintendo.

Sobre su superficie tiene 3 botones, y sus funciones son bastante básicas: un botón de power, otro para levantar la tapa para así insertar el CD-ROM, y uno más pequeño destinado a reiniciar el sistema, el cual parece bastante útil para situaciones donde el videojuego pudiera darnos algún problema.

Con las memory cards podremos continuar justo donde lo dejamos | Equilateral

Con las memory cards podremos continuar justo donde lo dejamos. | Equilateral

Además, en la parte frontal tiene dos ranuras para insertar tarjetas de memoria con una capacidad estándar de 128 KB, aunque ésta promete aceptar hasta 1MB, lo que nos permitiría guardar los datos de 15 videojuegos para así continuar la historia justo en el mismo punto donde lo dejamos.

En lo que respecta al mando, Sony ha decidido apostar por figuras geométricas como marca de identidad, aunque también se incluyen 4 botones en la zona delantera, dos en la derecha y dos en la izquierda, para ser presionados con los dedos índice y corazón. El diseño nos recuerda mucho al mando de Super Nintendo, pero las líneas curvas incluidas por Sony hacen que su agarre sea mucho más cómodo. Nos ha gustado mucho y creemos que marcará tendencia, pero echamos de menos algún joystick como el de la Neo Geo CD.

Experiencia de uso

PlayStation | Equilateral

PlayStation. | Equilateral

Tras la experiencia de Sega Saturn, nos mostrábamos algo escépticos con un nuevo sistema que, a priori, se basa en las mismas premisas. También resulta inevitable no recordar a Mega CD,  la consola de 16 bits lanzada por Sega en 1993 que también empleaba el CD-ROM. No sabemos si Sony tendrá la misma suerte que sus competidoras, el CD-ROM  podría estar destinado a ser el nuevo soporte por excelencia, ya que se puede alcanzar la nada despreciable cifra de 700 MB de datos.

Asimismo, la nueva PlayStation ofrece funciones como reproductor de música y películas, por lo que este sistema también intenta ofrecer otras experiencias que van más lejos del ámbito jugable.

Los 32-bits parecen la evolución natural del mercado, y eso es algo que queda bastante patente tras ver la cantidad de polígonos que la videoconsola es capaz de procesar en títulos como Wipeout. Está claro que los gráficos no lo son todo y que existen obras increíbles, como el reciente Donkey Kong Country, que prescinden del 3D, pero volver a títulos como Batman Returns después de haber pasado por Ridge Racer es una experiencia algo agridulce que deja en muy mal lugar al título lanzado en Mega CD.

Y es que, al final, lo único que necesita una empresa para consolidarse como líder del sector es tener juegos que ofrecer a sus usuarios. En ese sentido, en Sony lo están haciendo bastante bien. De hecho, es la propia Sony Computer Entertainment quien desde su propio estudio hacen especial hincapié en la necesidad de lanzar una gran gama de títulos que abarquen un amplio abanico de jugadores.

PlayStation | Equilateral

PlayStation. | Equilateral

Es inevitable que, tarde o temprano, Nintendo también se termine sumando a la era de los 32-bits, aunque de momento no se encuentran muy preocupados por ello. Sin embargo, cada vez existen competidores con más fuerza dentro del mercado que apuestan por el que parece ser el futuro de los videojuegos. El de Sony es un ejemplo, y estamos muy seguros de que la nueva PlayStation dará mucho que hablar.

Comments
To Top