Críticas

UnEpic: la partida de rol

"Hago una tirada para ir al baño". | Francisco Téllez de Meneses

Si eres fan de los juegos de rol, si te gusta sentarte con tus amigos en el salón de la casa de alguno (entendamos “sentar” como “parasitar”) y si te gusta vivir aventuras épicas tirando solo un par de dados… Enhorabuena, UnEpic ha nacido para gente como vosotros. Marginados, que sois unos marg…

UnEpic es ese videojuego creado para que los fans de los juegos de rol se rían de sí mismos. Pero no solo eso: cualquiera que tenga un mínimo conocimiento de las aventuras típicas épicas (El Señor de los Anillos, Dragonlance, Harry Potter, Star Wars, Juego de Tronos…) podrá pillar la cuarta parte de las referencias que tiene el juego. No. Es broma. Probablemente no lleguéis a un tercio, pero os lo pasaréis bien igualmente.

El principio del juego es, por supuesto, una partida de rol. Se ve que Francisco Téllez de Meneses, su creador, tiene claras cuál es una de sus principales aficiones. Mientras discurre dicha partida, Dani, el protagonista, se levanta para ir al baño… Y aquí empieza la aventura. Sí. El cuarto de baño se convierte en una mazmorra gigantesca de la que tendremos que escapar. Si algo hay que aplaudirle a UnEpic es que, en efecto, no tiene complejos a la hora de no tomarse demasiado en serio a sí mismo. Por otro lado, Dani se caracteriza por ser un tipo normal. Demasiado normal. Así que no esperéis grandes frases célebres… sino más bien todo lo contrario. En ese sentido, me recuerda a protagonistas como Rincewind (Mundodisco, Terry Pratchett) o Rufus (Deponia). No es momento para desarrollar este tema en profundidad pero, para los que no los conozcáis, se trata de personajes mundanos, con pensamientos y reacciones que se alejan de forma categórica de lo que todos conocemos por héroe.

En este sentido, el humor es un elemento fundamental en UnEpic. Los diálogos que Dani mantendrá con el espectro o sombra que toma posesión de su cuerpo no tienen desperdicio, así como comentarios que el mismo protagonista irá soltando en diversas ocasiones (comentarios que, aunque me avergüence reconocerlo, coincidían con los de una servidora). En relación a esto, me siento en la obligación de comentar otro punto fuerte de UnEpic: el magnífico trabajo de doblaje que tiene. Es perfecto. Y ya está. Y si no os lo creéis, aquí tenéis un fragmento de conversación para que lo juzguéis vosotros mismos:

¿Hace falta que diga algo más en cuanto a este aspecto? Ah, sí: la voz de Dani es de Enrique Colinet. Lo comento por si eso os dice algo.

Pero centrándonos ya en el juego en sí. ¿Sensación? La desorientación más absoluta. Y lo digo con total franqueza. Si bien es cierto que puedo pecar de manquismo (es decir, que soy más mala que pegarle a un padre), UnEpic se basa en la exploración. Es un metroidvania que pone a prueba todas tus habilidades para comprender un mapa y para sobrevivir al plataformeo. Por tanto… sí, puedo adelantaros que en más de una ocasión no sabréis cuál es el camino a seguir o dónde está esa zona que todavía no habéis visitado. Sin embargo, ¿qué es lo que te empuja a continuar? La historia. O, mejor dicho, la ausencia de la misma. Nadie te explica qué haces en esa mazmorra, cómo has llegado ahí ni cuál es la receta para drogarte de esa manera. UnEpic apela a la curiosidad del jugador para animarlo, de esa manera, a querer seguir con la partida.

Entrando en el apartado técnico, me gustaría señalar lo atrevida que fue la decisión de darle al videojuego unos gráficos que parecen de la época pasada. Digo que es arriesgado porque no es, la verdad, lo que demanda el público joven ahora mismo. Pero, ¿y qué? Ya estamos el sector nostálgico para sentir cariño por estos 64 bits. Esto, por otro lado, es una seña de identificación: si ves un escenario con muchas plataformas y escaleras… ¡Enhorabuena! Has comprado UnEpic, no te has equivocado.

Quería comentar una cosa con la que yo misma tenía dudas antes de empezar mi partida. Si es una partida de rol, tenemos entendido que tendremos que decidir nuestra clase y nuestra raza, ¿no? Pues no, en UnEpic no funciona así. La raza te viene asignada por defecto (y nunca mejor dicho): Dani es un humano y, hasta donde yo sé, lo seguirá siendo durante toda la partida. Por otro lado, la clase si es más moldeable, ya que conforme vayamos subiendo de nivel, podremos asignar los puntos de experiencia a los diferentes stats del personaje, para así construir nuestro propio guerrero, mago, cazador o asesino. Aparte de esto, encontraremos armas que van desde las dagas hasta las varitas mágicas, pasando por mazas, lanzas y espadas, que ayudarán a perfilar la clase que queremos para nuestro personaje.

Esos items que nos hacen la vida más fácil... o no. | Fuente: Gamerzona

Esos items que nos hacen la vida más fácil… o no. | Fuente: Gamerzona

Por otro lado, UnEpic también cuenta con un modo multijugador que incluye varias opciones de juego: el cooperativo, en el que pueden participar hasta 3 jugadores, y varios modos de PvP (arena, conquista y carrera). A estos, se les suma el modo supervivencia, en el que habrá que sobrevivir a hordas de enemigos. Así que si tenéis amigos, podréis disfrutar de este apartado de UnEpic.

Como tengo la suerte de tener al menos un amigo que es igual o más friki que yo, me detendré a hablaros del modo cooperativo. Consiste en completar mazmorras con nuestros amigos. Hay siete mazmorras diferentes con sus respectivos jefes finales, y el nivel de dificultad de cada una subirá poco a poco, así que ojo con esos enemigos que antes destrozabas de dos espadazos. El concepto del juego sigue siendo el mismo, solo que esta vez, cada mazmorra tiene una pequeña historia o partida de rol que tendréis que ir completando a lo largo de los escenarios.

No quiero alargarme mucho más. ¿Recomiendo UnEpic? Sí. Es un juego que sabe cómo engancharte y en relación calidad-precio, las horas de diversión están más que amortizadas. Sí añado que no esperéis tener entre vuestras manos el videojuego del año, pero os aseguro que si soléis tener una cueva en lugar de un cuarto, devoráis libros y tenéis un poco de sentido del humor… UnEpic es vuestro juego.

Un último comentario: cuando os creéis un personaje… probad a borrar la partida. Todavía me estoy riendo.

UnEpic: la partida de rol
Comments
To Top