Bienvenidos a mi mansión. | Delirium Studios
Críticas

Los Delirios de Von Sottendorff y su Mente Cuadriculada, amor por la entropía

Bienvenidos a mi mansión. | Delirium Studios

El nuevo juego de Delirium Studios, Los Delirios de Von Sottendorff, llega a 3DS para ofrecernos 40 puzles que debemos afrontar desde el desorden.

Crear orden desde la entropía, esto es lo que nos propone Los Delirios de Von Sottendorff y su Mente Cuadriculada, un juego para Nintendo3DS que podemos disfrutar desde hace bien poquito. Nos encontramos ante un juego de puzzles y plataformas que convierte en rompecabezas a los mismos escenarios. Comenzamos la historia despertando al barón y oyendo una voz que nos dice que sigamos durmiendo, como un aviso de que lo que nos espera va a ser duro. La voz del narrador nos acompañará desde ese primer vistazo a la mansión Von Sottendorf hasta que completemos los originales 40 niveles del juego.

La casa del barón alberga estos 40 puzzles repartidos en 8 estancias que representan diferentes lugares y guardan cada una un recuerdo específico del personaje. Nuestro recorrido es un viaje al pasado, en busca de los recuerdos que construyen el desorden mental de Von Sottendorf. Para lograr reconstruir la mente del protagonista deberemos salir airosos de cada situación reuniendo en cada nivel una llave y la pieza de un rompecabezas; al reunir las cinco piezas de cada fase, completaremos un recuerdo y desbloquearemos una nueva sección de la casa. A medida que exploramos cada uno de los entornos, Los Delirios de Von Sottendorff va aumentando nuestras ganas de saber qué le pasó al barón para acabar viviendo entre esas paredes cambiantes.

Von Sottendorff siempre estará ante múltiples opciones. | Equilateral

Von Sottendorff siempre estará ante múltiples opciones. | Equilateral

La mansión Von Sottendorff la forman multitud de escenarios que llevan la perspectiva y el juego con el espacio un paso más allá de lo que cualquier juego ha hecho. Cada nivel-puzzle está formado por una serie de habitaciones cuadradas que disponen de distintas interconexiones entre ellas. Mediante puertas, aberturas en suelos  y techos, y otros mecanismos, seremos capaces de desplazarnos entre salas. Evidentemente la novedad no reside en atravesar puertas, sino que cada una de estas partes puede desplazarse a nuestra voluntad para situarse en una nueva posición y enlazar aberturas que previamente no lo hacían. Con un constante uso del zoom y de la cámara podemos alejar la vista y ordenar las habitaciones (siempre dentro de unos límites establecidos) con la ayuda de la pantalla táctil o del stick. Quizá de pequeños jugarais con un pequeño trasto rectangular formado por varias piezas cuadradas que, gracias a un hueco de su misma forma, permitía que estas se desplazaran horizontal y verticalmente; el concepto es algo similar.

En la pantalla táctil podemos controlar los distintos espacios de cada nivel. | Equilateral

En la pantalla táctil podemos controlar los distintos espacios de cada nivel. | Equilateral

Entender estos espacios pasa por entender los diferentes recorridos que debemos construir nosotros sobre la marcha. Siempre empezaremos en entornos imposibles, que solo se pueden entender gracias al movimiento de sus elementos, cuando la principal regla de toda construcción es que sea estática. Este desorden, reflejo de los problemas mentales del barón Von Sottendorff, será a la vez nuestro mayor enemigo y aliado, ya que a pesar de que nos dispone las trabas que el juego utiliza para entorpecernos, entender y averiguar los recorridos que debemos seguir es una de las mayores satisfacciones del juego.

Los Delirios de Von Sottendorff se convierte en un indispensable para 3DS, con su capacidad para hacernos partícipes de sus espacios de una forma que no habíamos probado nunca.

Nos enfrentamos a dos tipos de niveles: los que nos permiten investigar y encajar todo lo que nos rodea, y los que debemos cumplir en un tiempo límite, mucho más estresantes. Además, tras los primeros puzzles y comprendido el modo de juego, los delirios se dejan ver en la forma de enemigos y habilidades: armaduras que nos persiguen, bichos gigantescos y plataformas ocultas que revelaremos al tocar nuestra trompeta, entre otros elementos, conforman el imaginario de los delirios del barón, ofreciéndonos variadas opciones de desplazamiento y enfrentamiento, donde los elementos más dispares tienen cabida en el universo que el juego crea.

También es posible pasear por el exterior de la mansión. | Equilateral

También es posible pasear por el exterior de la mansión. | Equilateral

Todo el arte del juego está muy trabajado; tanto los concepts que desbloqueamos con recuerdos, como los entornos 3d nos regalan un arte muy característico, y el apartado sonoro no se queda al margen. Como vimos en un diario de desarrollo todo se ha grabado con sonido holofónico; esto, que por un lado prácticamente nos obligará a jugar con auriculares para poder disfrutarlo, nos ofrece unas pistas de audio que van rodeándonos y apareciendo en distintos puntos de nuestro entorno físico. Es muy curioso cómo la voz del narrador nos va hablando como si nos fuera rodeando y estuviera junto a nosotros o dentro de nuestra cabeza, que es lo que viene siendo para el barón, una de esas “voces en la cabeza” de las que formaremos también parte. También cabe destacar la magnífica banda sonora, con temas muy cuidados y memorables que nos acompañarán en cada exploración que hagamos, con tracks que se relacionan con algún entorno específico de la casa y otros generales.

Los Delirios de Von Sottendorff y su Mente Cuadriculada se convierte en un indispensable para Nintendo 3DS; con su capacidad para hacernos partícipes de sus espacios de una forma que no habíamos probado nunca, nos obliga a poner distancia al mundo que se nos plantea, permitiéndonos con sus juegos de cámara y de orden recorrer las puertas para explorar la mansión y la mente del barón. Como en la vida real, a veces conviene distanciarse de los problemas para saber afrontarlos y descubrir la verdad de lo que somos, y de este mismo modo, encontramos en la nueva obra de Delirium Studios un reto muy recomendable con el que, literalmente, rompernos la cabeza desentrañando sus misterios.

Los Delirios de Von Sottendorff y su Mente Cuadriculada, amor por la entropía
Comments
To Top