Artículos de opinión

La burbuja indie y el camino de la industria

La burbuja indie y el camino de la industria. | iCapital
La burbuja indie y el camino de la industria. | iCapital

La llamada burbuja indie azota las tiendas virtuales de todo el mundo y amenaza con tambalear la industria de los videojuegos. Esperemos que sea para mejor.

En la actualidad vivimos una de las mejores épocas para el medio del videojuego. Después de mucho tiempo por fin empieza a ser reconocido entre el gran público como una forma de ocio tan importante como el cine, la música o la literatura, ya consolidadas y aceptadas como manifestaciones culturales con gran potencial industrial y económico. El videojuego aún no ha logrado equipararse a tan elevadas consideraciones, pero es cada vez más habitual que este pensamiento adquiera peso en los aficionados y en otros sectores como la política, los cuales empiezan a defender el medio como una parte esencial de la cultura contemporánea.

Nunca había sido tan sencillo desarrollar videojuegos como en la actualidad. El avance de la informática, la aparición de numerosas herramientas de desarrollo y el fácil acceso a la tecnología en la mayoría de los hogares permite que casi cualquiera que tenga la determinación necesaria pueda realizar un videojuego con pocos medios. Esto unido a la proliferación de las tiendas de distribución digital ha provocado una verdadera explosión de nuevos desarrolladores y nuevas propuestas alrededor del mundo. Ahora que los videojuegos gozan de la mayor popularidad y aceptación de su historia, se ha dado un fenómeno conocido como movimiento independiente o indie. El desarrollo independiente no es nada nuevo en la industria ya que siempre ha existido y ha servido para dar lugar a archiconocidas obras así como para dar a conocer a talentosos desarrolladores que han continuado creciendo en este medio. Sin embargo, el fenómeno indie que vivimos actualmente ha supuesto un gran salto cuantitativo respecto a lo que habíamos vivido anteriormente, llevándonos a la cuestión a tratar en este artículo: la burbuja indie.

Muchos se preguntan cuánto tiempo podrá durar el fenómeno indie y vaticinan un lúgubre final

Y es que desde hace unos años el número de lanzamientos independientes se ha incrementado exponencialmente, dando lugar a tantas y tan variadas propuestas que muchos se preguntan cuánto tiempo podrá durar esto, y vaticinan un lúgubre final al que llaman Indiepocalypse. Nadie sabe a ciencia cierta si esta burbuja indie acabará estallándonos en la cara como muchos aseguran, ni cómo evolucionará la situación. Lo que si está claro es cómo hemos llegado a ella, y es que la cultura del videojuego está en auge en la actualidad y cada vez más gente se interesa por el desarrollo, atreviéndose a ponerse manos a la obra. No es de extrañar ya que hoy existe una amplia oferta de cursos centrados en el desarrollo de videojuegos: talleres, masters, carreras… La proliferación de los estudios sobre videojuegos en el campo academicista y profesional permite la formación de muchos más desarrolladores que antaño, los cuales poseen, como es lógico, unas increíbles ganas de entrar en el sector, publicar juegos, y por qué no, lograr un trozo del tan ansiado pastel. Pero… ¿y si no hay suficiente pastel para todos? ¿Acaso el pastel es una mentira (guiño, guiño)?

cake is a lie adagio

Hacerse con un trozo del pastel no es tan fácil como pueda parecer. | Adagio Teas

Lo cierto, es que el pastel (el de la industria, no el de Portal) está cambiando. Hace muy poco la forma de publicar un videojuego era muy distinta a las existentes en la situación actual, la cual ofrece nuevas e inéditas posibilidades. Para empezar, el mercado físico está delegando cada vez más su importancia en la distribución digital online a través de las tiendas que hay en todas las consolas y smartphones, así como con Steam en PC como piedra angular de todo este entramado. El mercado digital es mucho más accesible para pequeños desarrolladores y abre opciones interesantes como la distribución a nivel global o iniciativas recientes como Steam Greenlight, que dan la oportunidad a pequeños estudios de llegar al mercado. También han aparecido formas de financiación como Kickstarter que logran hacer posible el desarrollo de un gran número de proyectos que finalmente consiguen llegar a las tiendas.

Los Triple A cada vez requieren equipos más grandes y cualificados por lo que cada vez son más caros de producir

Por otro lado, el sector Triple A ya no compite solo por el pastel como (casi) hacía hasta hace unos años, ya que el número de propuestas es mucho más amplio y variado actualmente, tanto en oferta de contenidos como por el coste de estos. Los juegos Triple A cada vez requieren equipos más grandes y cualificados por lo que cada vez son más caros de producir, lo que acaba afectando al precio al que salen a la venta. Los indies suponen una nueva vía de consumo para los aficionados que no pueden permitirse pagar juegos Triple A tan caros o tan a menudo. También permiten llevar a cabo ideas más arriesgadas y de complicada existencia en el sector más comercial, debido a la mayor independencia creativa a pesar de la falta de medios, aunque eso es otra historia.

Arte-y-Diseño-visua1791D09 u-tad

Cada vez existen más opciones para la formación de profesionales en el sector de los videojuegos. | U-Tad

El caso es que en el mercado, los juegos Triple A están cada vez más arrinconados por los indies hablando en términos de cantidad de títulos, y no parece que esta tendencia vaya a desacelerar sino todo lo contrario. Con todas las facilidades para la formación que existen hoy en día, los medios técnicos a mano de cualquiera y la certeza de que es posible abrirse un hueco en este mercado en auge, los bazares digitales cada vez reciben más títulos que compiten entre sí. Las tiendas virtuales probablemente acaben convirtiéndose en el medio de compra y distribución más importante del mercado, por lo que el catálogo cada vez será más amplio y variado (o inabarcable, según se mire) y las novedades más efímeras.

La gran variedad de propuestas hace difícil que los jugadores puedan prestar atención a todos los lanzamientos

Con esta situación llega la duda de qué ocurrirá con la burbuja indie de la que hablamos. ¿El exceso de propuestas llevará a los desarrolladores independientes a abandonar el mercado? ¿Los jugadores consumirán suficientes juegos para mantener a todos estos desarrolladores emergentes? ¿Cómo acabará todo esto? Lo cierto es que es difícil establecer una predicción de cómo evolucionará la industria en este sentido, pero ya podemos observar que la gran mayoría de lanzamientos independientes no logran el éxito debido a varios factores. Primero, está el de la visibilidad: la gran variedad de propuestas hace difícil que los jugadores puedan prestar atención a todos los lanzamientos que se producen. También existe la cuestión de la calidad de los lanzamientos. Si bien muchos títulos independientes suponen un aire fresco para los jugadores ofreciendo propuestas nuevas, innovadoras y arriesgadas, un gran número de estos pequeños juegos no están todo lo bien ejecutados que deberían, algunas ideas son copias descaradas y poco inspiradas de otros juegos o, simplemente, no están a la altura.

steam vidaextra

Tiendas virtuales como Steam poseen un océano de juegos indie cada vez más inabarcable. | Vidaextra

Lograr el éxito siendo un desarrollador independiente es difícil, el cual debe jugar bien sus cartas si quiere triunfar. Normalmente esto se logra por una mezcla de suerte y, por supuesto, calidad, aunque esto último no siempre es sinónimo de éxito. Para conseguir ventas y repercusión, los desarrolladores suelen recurrir a crear productos con características diferenciadoras, con apartados visuales llamativos, historias interesantes o propuestas poco habituales que destaquen. Muchas veces la repercusión se busca creando un juego que sea extremadamente llamativo para que la prensa, los youtubers y los propios jugadores se hagan eco del nuevo lanzamiento, con propuestas absurdas o llamativas de fácil viralización en las redes sociales.

Tantos lanzamientos llevan además a que los actores de la industria del videojuego también evolucionen. La prensa tradicional y generalista, por ejemplo, no suele hacer hueco entre sus páginas a los innumerables juegos independientes que salen cada mes, quizá a aquellos que logran ser un gran éxito, sea cual sea el motivo de este. Por ello es necesario que el nuevo periodismo de videojuegos (podéis ver una conferencia de Dayo sobre este tema más abajo) haga un hueco para las nuevas propuestas que permite la industria actualmente y se encargue de investigar y destacar aquellos nuevos lanzamientos interesantes que merecen la atención del sector y que de otra manera pasarían desapercibidos entre las listas infinitas de las tiendas de distribución digital. Estas también deberían elaborar fórmulas para dar visibilidad y prioridad a propuestas que valgan la pena y cuyos autores merezcan una oportunidad, un trocito del pastel.

De todo esto podemos concluir que, aunque no sepamos qué será de la llamada “burbuja indie”, este fenómeno, unido a las características de la situación actual, ha provocado una fragmentación en el mercado de los videojuegos. Existen hoy en día nuevas sensibilidades que se ven reflejadas en la nueva situación del sector, nuevos desarrolladores con nuevas inquietudes, de los cuales los Triple A tienen bastante que aprender, nuevas formas de distribución que permiten nuevas formas de acceder y consumir videojuegos, nuevas propuestas en el periodismo que apuestan por romper con la prensa tradicional y sus prácticas, nuevas formas de contemplar los videojuegos como productos culturales, que llevan a nuevas maneras de analizarlos, estudiarlos y valorarlos, y cómo no, nuevos tipos de jugadores, deseosos de ver qué da de si este medio único al que dedicamos tanto tiempo y pasión.

Comments
To Top