Artículos de opinión

¿Y si los videojuegos fueran cultura?

Señor Director, por favor, deje de reírse. | Sony Pictures
Señor Director, por favor, deje de reírse. | Sony Pictures

¿Qué pasaría si dejásemos de ver a los videojuegos como un producto comercial para empezar a verlos como uno cultural? Preguntémosle a los que mandan.

Buenos días, ¿está el señor director de este insigne periódico digital? Que se ponga, por favor. Gracias… Buenos días Señor Director. Sí, Señor Director. No, Señor Director, por supuesto que no. Sí, ya le hemos despedido, Señor Director. Bueno, a lo que iba, Señor Director, quería proponerle una cosa, espero que no se moleste… ¿Y si dejamos de hablar de videojuegos en la sección de tecnología y lo pasamos a cultura?

Personajes de Candy Crush. | Colunga Team

¿Ha dejado usted de reírse, Señor Director? Le explico, Señor Director, de un tiempo a esta parte los videojuegos han alcanzado un nivel de expresión cultural sin precedentes dentro del sector. Si bien es cierto que nacieron dentro de la industria del entretenimiento y que hasta hace poco era así, de un tiempo a esta parte eso ha cambiado Señor Director, lo que mueve a algunos creadores de videojuegos es la necesidad de contar cosas y no la de entretener al público. Sí, Señor Director, es verdad que sigue habiendo juegos que sólo sirven para echar el rato, pero también hay otros que intentan transmitir algo, de hecho una cosa no tiene por qué quitar a la otra, ya que hay juegos que entretienen y transmiten a partes iguales. Ya, Señor Director, ya sé que a usted Candy Crush no le transmite nada, pero eso es porque es un juego puramente enfocado al entretenimiento.

No, eso no es malo Señor Director, cada videojuego es un producto cultural que… Por favor, deje de reírse, Señor Director… Como le iba diciendo, cada videojuego es un producto cultural diferente, con características diferentes que tiene un objetivo diferente. Lo que pasa es que tradicionalmente los videojuegos se han entendido como algo totalmente banal, aunque no lo fuera, y es ahora cuando parece que poco a poco el público se va dando cuenta de que en realidad los juegos van más allá del ocio, Señor Director. Por eso creo que deberíamos empezar a cubrir las noticias relacionadas con los videojuegos en una sección que no sea la de tecnología, ya que es bastante desacertado categorizarlos por su soporte, Señor Director, porque de ese modo le arrebatamos su trasfondo cultural.

Sí, Señor Director, los videojuegos se crean en maquinitas para ser jugados en otras maquinitas, pero también los libros son impresos por maquinitas y nadie duda que deben estar en la sección de cultura. Bueno, en realidad le he puesto un mal ejemplo, Señor Director, pues la tecnología con la que se crean los videojuegos es bastante más especial, ya que sufre cambios constantes que afectan directamente a las posibilidades narrativas de esos juegos. Pero eso sí que podríamos seguir cubriéndolo en la sección tecnológica, Señor Director, de hecho auguro un buen número de visitas si cada día publicamos un artículo sobre la realidad virtual.

¡Que me aspen si la realidad virtual no da de lo que hablar! | Enrique Dans

¡Que me aspen si la realidad virtual no da de lo que hablar! | Enrique Dans

Pero lo que yo digo, Señor Director, es que podemos hablar de los propios videojuegos como productos culturales, dejar de tratarlos como mercancía de usar y tirar y darles el trato que se merecen como actores dentro de la opinión pública. Porque no sé si sabrá, Señor Director, que los videojuegos también tienen influencias, corrientes y autores de renombre que sirven como punto de referencia a las futuras generaciones. Creo que hablar de eso puede ser más importante que centrarnos en cuánto ha vendido o dejado de vender cierto juego, Señor Director.

Ya, Señor Director, tiene razón, eso es lo que más le importa a la gente… Ya sé que lo que buscamos son visitas y que eso conllevaría demasiado trabajo pero… Entiendo, Señor Director… Bueno, Señor Director, ¿y al menos podríamos dejar de tratar a los videojuegos como si fueran exclusivamente para hombres? ¿Podríamos dejar de hablar como si fuéramos youtubers y de poner tetas en portada sin razón aparente? Por favor, Señor Director, deje de reírse…

Comments
To Top