Pantalla de título. | Dodge Roll
Críticas

Shoot, die and replay en Enter the Gungeon

Pantalla de título. | Equilateral

Ya voy avisando que yo no soy muy fan de los “dungeon crawler” o “rogue-like”, pero he decidido darle una oportunidad a Enter the Gungeon para ver qué nos tienen reservados los chicos de Dodge Roll en colaboración con Devolver Digital, que nos ha traído títulos de éxito como OlliOlliThe Talos PrincipleBroforce o Hotline Miami, así que vamos ver qué tiene que ofrecer.

Comenzando desde su planteamiento, Enter the Gungeon nos presenta a 4 personajes que quieren asaltar una mazmorra, o “armazmorra”, y hacerse con el mayor tesoro jamás conocido: un arma capaz de matar el pasado. Para ello, deben derrotar a todos los monstruos que se pongan por delante. Tiene una jugabilidad que recuerda juegos como Nuclear Throne y The Binding of Isaac, con una acción desenfrenada que llena de proyectiles la pantalla, mazmorras procedurales y adorables monstruos-bala.

Los controles son sencillos: con el ratón controlamos la mira y las volteretas, una de las herramientas más útiles del juego, con la que podremos esquivar la mayoría de ataques enemigos, y con el teclado movemos al personaje por la pantalla, avanzando por mazmorras que se generan aleatoriamente hasta dar con el “jefe” del nivel. De este modo, vamos superando niveles hasta llegar por fin a nuestro ansiado premio. El problema está en que el juego empieza siendo bastante sencillo, y en cuestión de segundos se vuelve desafiante, casi injusto, en ocasiones imposible. Seguramente tenga algo que ver que yo no tengo habilidad con estos juegos pero, al ser mazmorras aleatorias, el número de monstruos y de tesoros que aparecen también es aleatorio, por lo que puede que llegues al “jefe” final con toda la vida y 4 armas distintas, o con el arma por defecto y un punto de vida solamente. Incluyo también las “monedas” que sueltan los monstruos, que en este caso son casquillos de balas que puedes canjear por armas, vida o llaves para abrir cofres. Pero si los monstruos que te han tocado no te dan suficientes, la tienda que te ponen en cada planta se vuelve inútil. Estos aspectos hacen que haya un desequilibrio entre una partida y otra.

cuervo

Jefes tan peculiares como este “cuervo”, que es una graciosa parodia de Vulcan Raven en la saga Metal Gear. | Zam

Este título posee un apartado gráfico muy cuidado, con montones de objetos, personajes muy carismáticos y animaciones en pixel art que resultan muy satisfactorias. Hay que destacar en especial el diseño de algunos “jefes” finales que son muy divertidos. Los escenarios nos llevan por múltiples salas de la mazmorra, pasando por bibliotecas, jardines, minas, etc… Estos escenarios están llenos de objetos destruibles muy bien animados, pero ninguno guarda tesoro alguno, simplemente llegamos, matamos a los enemigos y a otra sala. Al no haber nada, no invita a la exploración.

Su estilo visual hace un muy buen uso del pixel art

El juego se puede disfrutar solo o en compañía de un amigo que nos ayude a superar este reto, aunque a veces jugar en cooperativo resulte más caótico que estando solo. Los personajes principales no tienen demasiadas diferencias entre sí, todos tienen un arma principal muy similar, algunos tienen armas secundarias, y otros tienen habilidades pasivas que los hacen más rápidos, resistentes o con habilidades extra. Tengo que destacar que he empezado a pasarme niveles con el Marine porque lleva armadura y sus disparos no se desvían tanto como los del resto.

Como ya he dicho al principio, el juego pasa de ser simple y facilón a imposible en muy poco tiempo, sobretodo porque tenemos tres corazones de vida que se van perdiendo conforme nos atacan y solo podemos curarnos si compramos más vida en la tienda o encontrándola por la mazmorra, lo cual es muy difícil porque salen muy pocos. Además, cada vez que morimos tenemos que empezar desde el primer nivel y perdemos todas las armas que habíamos conseguido.

gameplay

Los “monstruos-bala” de este juego recuerdan a los personajes de Hora de Aventuras. | Equilateral

Si queremos que esto no pase, deberemos aguantar varias plantas para encontrar personajes que se nos unan y poder comprarles armas y atajos utilizando los trofeos que sueltan los jefes. Pero vamos, que no es fácil aguantar hasta encontrar a dichos personajes. Un aspecto que me ha gustado mucho ha sido la guía del juego llamada “balanomicon” que nos sirve para gestionar el equipo que llevamos, ver los monstruos que hemos derrotado, las armas que hemos usado, etc… y todo acompañado por unas descripciones muy divertidas.

Ente the Gungeon es un videojuego muy divertido y adictivo que te invita a superar todos los niveles y hacerte con todas las armas del juego, aunque para ello debas tener una paciencia de acero y una suerte increíble en los niveles de la mazmorra. Cuando ya lo dominas se disfruta mucho más en compañía de un amigo y el trago se hace algo más llevadero. No sé si alguien ha conseguido llegar al final de la mazmorra y si el premio merece la pena, pero si lo ha conseguido, para mí es mi héroe.

Shoot, die and replay en Enter the Gungeon
Comments
To Top