Artículos de opinión

Yo decido qué Eliot Ness quiero ser en Blues and Bullets

Eliot Ness, detective por cincelar. | A Crowd of Monsters
Eliot Ness, detective por cincelar. | A Crowd of Monsters

El videojuego español Blues and Bullets puede presumir de un sistema de toma de decisiones sólido, coherente y diverso dentro de un universo predefinido.

Cuando la historia que quieres contar tiene como protagonista a Eliot Ness, un personaje muy arraigado de la cultura popular, tienes que andar con pies de plomo para evitar que el público rechace el enfoque que le has dado a una persona a la que conocen. O mejor dicho, creen conocer. Pero aún queda gente valiente en el mundo, gente como los desarrolladores que componen A Crowd of Monsters, que escogieron a Ness para protagonizar un videojuego con la mecánica de toma de decisiones como piedra angular. Y encima les salió bien.

Cada decisión debe tener sentido dentro del propio juego para que este sea coherente

Tomar decisiones en un juego va más allá de pulsar un botón, de hecho diría que sopeso más los pros y los contras de cada paso que doy en un juego de lo que lo hago en la vida real. Es por eso que cuando uno se enfrenta a un título que utiliza esta técnica narrativa lo mínimo que le pide es que sea coherente, es decir, que cualquier decisión tomada tenga sentido dentro del propio juego y que sirva para construir el personaje independientemente de la que se haya elegido. Parece algo lógico, pero existen juegos que no terminan de comprender muy bien que las conversaciones y situaciones con más de una elección tienen que servir para dar al jugador libertad para tomar un camino u otro dependiendo de cómo quiera moldear la personalidad del protagonista.

De este modo -y por poner un par de ejemplos recientes- cuando jugamos a The Witcher 3 podemos encontrarnos en una encrucijada de la que, escojamos la opción que escojamos, saldremos siendo Geralt, mientras que cuando en Fallout 4 nos da por elegir una respuesta más rara lo único que conseguiremos es quedar como un idiota y estropear el rol del personaje que hemos estado creando. Es curioso que un juego con un personaje cerrado, adaptado directamente de una saga de libros, se resuelva esto mejor que en un RPG con un protagonista por cincelar.

¿Quieres ser un Eliot Ness afable? Puedes serlo. | A Crowd of Monsters

¿Quieres ser un Eliot Ness afable? Puedes serlo. | A Crowd of Monsters

En ese sentido Blues and Bullets tiene más de The Witcher 3 que de Fallout 4, y no sólo porque tenga como protagonista a un personaje ya consolidado en el saber popular, sino porque los chicos de A Crowd of Monsters han entendido a la perfección lo que es un sistema de toma de decisiones, dotando de significado a cada opción ofrecida al jugador, sin relleno idiotizador. Me sorprende la capacidad que han tenido los creadores del videojuego para darle sentido a cada una de las elecciones que se pueden hacer en el juego sin que ninguna chirríe, dando la posibilidad de que cada usuario juegue con el Eliot Ness que quiera.

Las pequeñas elecciones son más útiles de lo que parecen. | A Crowd of Monsters

Las pequeñas elecciones son más útiles de lo que parecen. | A Crowd of Monsters

Muchas veces observo quejas del público referentes a que algunas de estas decisiones no tienen relevancia en la trama, como si fueran minucias sin importancia que distraen al jugador. Para mí estas pequeñas elecciones tienen un papel fundamental en la construcción del personaje ya que actúan como puente entre grandes decisiones y consolidan poco a poco la personalidad del protagonista. Sin ellas no habría juego, sólo una sucesión de bifurcaciones en las que decantarse por un camino u otro como si de una novela de ‘Elige tu propia aventura’ se tratase.

En Blues and Bullets puedes ser muchos Eliot Ness: serio pero afable, simpático pero oscuro, arisco y burlón, o simplemente bonachón. Pero todas esas facetas corresponden a una misma persona, un ex-policía que en el invierno de su vida siente cómo resurge en su interior un espíritu que enterró en su memoria hace mucho tiempo.

Comments
To Top