Artículos de opinión

Sobre las amenazas de muerte al creador de No Man’s Sky

Sean Murray, fundador de Hello Games y creador de No Man's Sky. | Game Informer
Sean Murray, fundador de Hello Games y creador de No Man's Sky. | Game Informer

Sean Murray, creador de No Man’s Sky, ha recibido amenazas de muerte tras confirmar el retraso del juego. Un periodista también ha sido amenazado.

Es oficial: No Man’s Sky se ha retrasado. En un principio iba a salir el día 21 de junio, pero los desarrolladores del estudio Hello Games han creído conveniente darse un tiempo para pulir algunos detalles antes de dejar que el mundo entero ponga sus manos en él. No pasa nada, no hay conspiraciones locas ni intereses encubiertos, es normal, muchos juegos se retrasan y este no lo hace por mucho tiempo, pues saldrá el 10 de agosto en Europa (9 de agosto en EEUU y 12 del mismo mes en Reino Unido). Que no cunda el pánico, aunque No Man’s Sky ha tenido un largo desarrollo alimentado por grandes dosis de hype, nos quedan menos de dos meses para probarlo.

De hecho, en el caso de este videojuego puede ser hasta bueno que se haya retrasado. Jabote, redactor de LaPS4.com, apuntaba en Twitter que cuando lo probó en Londres el pasado marzo observó que tenía algunos fallos que lastraban la jugabilidad -tales como el framerate o el poping- y que este retraso podría ayudar a los desarrolladores a solucionarlos. Como dijo Shigeru Miyamoto: “Un videojuego retrasado puede ser bueno, un juego malo será malo siempre”. Repito, es normal que se retrase un juego.

Esta frase de Miyamoto está muy cerca de sufrir sobreexplotación. | Tribu Gamer

Esta frase de Miyamoto está muy cerca de sufrir sobreexplotación. | Tribu Gamer

Lo que no es normal es que una panda de energúmenos se dedique a acosar a Sean Murray, creador de No Man’s Sky, y a amenazarlo de muerte sólo porque ha decidido retrasar el juego. No creo que nadie con dos dedos de frente pueda justificar este comportamiento. Evidente y afortunadamente las amenazas no se van a hacer efectivas -espero- pero aunque no se hagan, aquí se demuestra la posición de muchos jugadores hacia los productos creados por profesionales y artistas del sector: en ocasiones se cree que los videojuegos (y todo lo que los rodea) tienen que gustar a todo el mundo, como si fuera algo democrático en el que todo el mundo tiene capacidad de decisión. No, por muy duro que suene, el videojuego es un producto cultural realizado por una persona, una propuesta que si quieres aceptas y, si no, pasas de ella.

Hablo ya también de casos como el del final de Mass Effect 3, que tuvo que ser cambiado por presión de los usuarios, o el de la controvertida pose de Tracer en Overwatch que Blizzard tuvo que retirar porque la comunidad la consideró sexualizada. Muchos jugadores -incluso gente que no juega- cree que pueden modificar aspectos de los videojuegos a su antojo, pasando por encima de la libertad creativa de los artistas.

Pero en el caso de No Man’s Sky hay un daño colateral, el de un periodista que informó del retraso antes de que se hiciera oficial. Se trata de Jason Schreier, redactor de Kotaku, que publicó una noticia alertando sobre el cambio de fecha según le habían filtrado sus fuentes. Cuando se confirmó el retraso algunos lectores, por alguna razón, creyeron que el periodista había obligado a Sean Murray a posponer el lanzamiento del juego. Schreier también recibió amenazas a través de Twitter, tal y como muestra en este tweet:

La frase que acompaña a la imagen me ha llegado al corazón: “Así es trabajar escribiendo sobre videojuegos en Internet”. El hastío resignado de quien ha comprendido y aceptado que es normal tener a una turba enfurecida cada vez que se publica algo no debería resultarnos tan habitual, sin embargo lo es. Yo mismo pude sentir esto en mis carnes -aunque ni de lejos con la misma intensidad que Jason Schreier o Sean Murray- cuando publiqué un artículo criticando los juegos virales centrándome en la figura de Pokémon Iberia y vi como hordas de forococheros entraron a comentar que no tenía ni idea de nada (entre otras cosas menos amables).

Se puede entrar en debate y pasar de las opiniones más dañinas, sin embargo cuando suponen una amenaza directa a los autores -tanto de videojuegos, como de noticias o de lo que sea- me pregunto que qué clase de persona es capaz de resguardarse en el anonimato para causar daño a alguien simplemente porque ha tomado una decisión que no es de su agrado.

Comments
To Top