Críticas

We Happy Few, la sociedad “perfecta”

Artwork de We Happy Few. | Compulsion Games

Del estudio Compulsion Games, que nos trajo el videojuego Contrast, nos llega un acceso anticipado de su nuevo proyecto We Happy Few. Desde Marzo de 2015 están trabajando en este nuevo videojuego que levantó bastante expectación en los pasados E3 de 2015 y 2016. Un título que promete unas ideas conocidas pero poco vistas en los videojuegos, vamos a ver qué tal va su desarrollo y que deben cambiar para mejorarlo.

We Happy Few nos presenta una Inglaterra alternativa en los años 60 donde la sociedad ha decidido hacer uso de una droga o antidepresivo llamado Joy para olvidar los desastres del pasado y mantener una fachada de supuesta felicidad. Esta distopía nos recuerda a la descrita en la novela Un mundo feliz de Aldous Huxley, donde la sociedad ha avanzado enormemente hasta una utopía, a costa de dejar atrás elementos como el arte, la familia, la diversidad cultural, etc… Además, introduce elementos como la alienación de las masas con la droga Joy y el control de la información, que se describen en la novela de George Orwell, 1984. Como he dicho, toma ideas ya utilizadas en otras obras, vamos a ver si saben implementarlas al mundo del videojuego.

Comenzamos el acceso anticipado de We Happy Few jugando al prólogo donde nos presentan su mundo y a uno de sus personajes. Hay que añadir que antes de empezar a jugar nos preguntan si queremos que nuestra muerte en el juego sea permanente o simplemente nos quedemos inconscientes unas horas. Esto es una opción realmente interesante ya que aumenta la inmersión y la sensación de supervivencia. Además, potencia la mecánica de la que hace gala We Happy Few, la generación de escenarios aleatorios haciendo que sea muy distinto en cada partida.

We Happy Few presenta una trama distópica que recuerda a dos de las novelas más conocidas del género: Un mundo feliz y 1984

Al comenzar nos encontramos con el mismo tráiler jugable que nos presentaron en el E3 de 2016. Somos un ciudadano ejemplar de está idílica Inglaterra que se dedica a aceptar o censurar los artículos que se publican en la prensa. He aquí un gran ejemplo de lo que es llevar la obra Orwell a un videojuego, y más cuando somos nosotros los que tenemos que leer los artículos y decidir que aceptamos o que censuramos. Nos hace partícipes de esta sociedad al mismo tiempo que nos presenta al personaje que controlamos, un empleado modelo que comienza a recordar partes de su pasado a leer una noticia. En este momento tenemos que decidir si tomamos Joy para olvidar y seguir con nuestra “feliz” vida, o por el contrario dejarlo y comenzar a recordar cosas. Es curioso porque si decides tomar la droga, todo se ilumina, los recuerdos malos se van y el juego termina, con sus créditos y todo. Es una opción curiosa que si queremos, podemos seguir alienados en nuestra bonita comunidad. Pero como queremos ser unos rebeldes pasamos de las pastillas e iniciamos nuestra huida.

Durante este comienzo podemos explorar un poco la oficina donde trabajamos o seguir trabajando aceptando o censurando más artículos, que leídos detenidamente nos amplían los detalles del mundo. El control es sencillo, juego en primera persona con una retícula en el centro que nos hace de guía para interactuar con los objetos. Aquí noto un fallo en el control y es que nuestro personaje anda demasiado deprisa, sin presionar el botón de “carrera”, solo andando. Esto puede venir muy bien en entornos más amplios y abiertos como los que nos encontraremos posteriormente, pero en esta parte inicial se hace incomodo cuando lo que queremos es inspeccionarlo todo con detalle. Continuamos nuestra exploración por las oficinas, leyendo notas de otros compañeros e incluso observando los artículos que controlan estos. Hasta que descubren que no estamos todo lo felices que deberíamos por no tomar Joy. Nos llaman “Downer” y nos persiguen porque estamos alterando su pacifica sociedad. Es un inicio muy corto pero ya nos deja ver el lío en el que estamos metidos y que nuestra misión será sobrevivir.

happy 1

El primer distrito será una zona pobre sumida en la miseria. | Steam

Acto seguido, la historia se interrumpe y nos dejan en una de las primeras zonas del juego para que podamos explorar su mundo procedural y aprendamos a usar sus mecánicas. Es una pena que no podamos explorar más su historia principal pero es normal, el juego aún está en una fase muy temprana y no quieren revelar ya toda la trama. Todavía tendremos que esperar entre 6 y 12 meses para poder disfrutarlo completamente. Un atractivo que le encuentro es su apartado visual, totalmente 3D con personajes algo caricaturescos, cuerpos muy altos y delgados, expresiones demacradas y exageradas. El añadido de que los ciudadanos lleven unas máscaras blancas, hace que todo tenga un aire muy inquieto y escalofriante.

La primera zona que podemos explorar es uno de los distritos de los que contará el juego, en este caso, uno de los más pobres donde los ciudadanos han perdido el juicio y viven entre ruinas. En esta zona no tendremos que ocultarnos mucho ya que la mayoría de personas nos ignorarán, viven sumidos en su locura y sobreviven a duras penas. No hay guardias, cada uno lucha por lo que quiere, algunos se ayudan y otros se pelean, es la supervivencia del más fuerte. Aquí nos damos cuenta de que este es un juego de sobrevivir, nuestra misión es escapar pasando por cada uno de los distritos. Supongo que luego la historia tendrá más ramificaciones pero por ahora esa es nuestra misión.

happy 2

Nuestro refugio | Steam

Comenzamos en nuestro refugio, donde podemos dormir y almacenar los objetos que no podamos llevar encima. Salimos fuera y comenzamos a explorar los alrededores. Al ser entornos generados aleatoriamente, cada vez que juguemos el mapeado cambiará. Aunque los lugares serán los mismos, solo que estarán en zonas distintas del mapa. Para orientarnos disponemos de una lupa y de un mapa que se irá completando conforme recorramos el escenario. Mientras avanzamos por las calles iremos encontrando tareas que realizar: arreglar aparatos, hacerles favores a los ciudadanos, encontrar objetos, etc… Me esperaba un juego más directo, más enfocado en la historia como puede ser Bioshock Infinite con el que comparte aspecto visual. We Happy Few es un juego de supervivencia por lo que su jugabilidad se adapta a ello, encontrando multitud de objetos para crear otros nuevos que nos ayuden en nuestra huida, como armas con las que defendernos, trajes con los que pasar desapercibido y comida con la que controlar nuestra hambre. Porque no solo moriremos cuando nos ataquen, también podemos enfermar, morirnos de hambre o de sed, caer inconscientes cuando tengamos sueño, en definitiva tendremos que estar muy pendientes de nuestro personaje y sus necesidades vitales.

En esta beta aún no hemos podido exprimir a fondo el juego, y muchas mecánicas no hemos podido probarlas, como el sigilo o el llevar nuestro consumo de Joy con cautela para que no nos descubran pero tampoco sucumbamos al control. Tiene muchos aspectos que mejorar además del movimiento de los personajes. Por ejemplo los menús de gestión y creación de objetos no son intuitivos, los iconos de los objetos son todos muy parecidos y cuesta diferenciarlos unos de otros. Las tareas a realizar surgen de la nada y no queda muy claro como afrontarlas. El sistema de combate es difícil, las armas de rompen fácilmente y los enemigos nos rodean con facilidad. Aunque este aspecto no me molesta del todo porque así fomentan la huida y más si seleccionamos la “muerte permanente”, nuestro honor no queda manchado si huimos ante una turba furiosa.

happy 3

El sistema de combate es complicado cuando hay muchos enemigos, a veces es mejor huir | Steam

We Happy Few llega con un aspecto visual heredado de su anterior título y con una historia de sociedad distópica, donde tendremos que sobrevivir en un entorno hostil. Aún no se sabe más de la trama ni del resto de personajes, pero estaremos pendientes de su progreso y de las mejoras que le vayan implementando. Los chicos de Compulsion Games siguen trabajando día a día y muy pendientes del feedback de los fans para mejorar el juego cada vez más. Sin duda We Happy Few promete darnos una experiencia única con amplias dosis de ‘Joy’… El chiste de la semana.

We Happy Few, la sociedad “perfecta”
Comments
To Top