Críticas

Viaje al centro de Virginia

La relación entre las dos agentes del FBI es uno de los pilares más importantes en Virginia. | Variable State

El 22 de Septiembre ha llegado y, después de probar la demo y escribir mis primeras impresiones, ha llegado el momento de probar el videojuego de Variable State, Virginia, en toda su extensión.

Ya resumí el planteamiento de Virginia cuando probé la demo, pero ahora, habiendo jugado a la versión completa, no sé si me parece el más correcto. En Virginia nos metemos en la piel de Anne Tarver, una agente del FBI recién ascendida. Su primer caso es investigar la desaparición de un niño en el pueblecito Kingdom del estado de Virginia.  Este es el planteamiento que se muestra en la web oficial y, en mi opinión, se queda corto. Supongo que para evitar detalles importantes de la trama o guardar el suspense aunque puede inducir a error. Con esto uno puede llegar a Virginia esperando un juego de investigación, donde tendremos que encontrar al niño desaparecido y arrestar al culpable. Y esto no es así, Virginia utiliza el caso para establecer un contexto en el que contar su historia.

Virginia1

Nuestra protagonista comenzando una nueva etapa de su vida | Variable State

Virginia es un viaje por la mente de Anne, su pasado, presente y futuro se entremezclan para dar forma a una historia donde lo importante son sus personajes y la relación entre ellos. El caso del niño desaparecido es solo el eje que impulsa la historia hacia delante, pero no el motivo principal del juego. Una sucesión de escenas nos muestra los sucesos a modo de flashbacks. Y digo “muestra” porque en Virginia no hay ni una sola conversación, nada se cuenta, todo se enseña. Virginia es un “show, don’t tell” en toda regla.

Este modo de juego puede resultar extraño y confuso al principio. En más de una ocasión saltaremos de escenarios sin apenas darnos cuenta o sin darnos tiempo a explorar todo lo que nos gustaría. Pero conforme avanzamos en la trama nos acostumbramos a los saltos de escena y a leer todos los documentos rápidamente por si nos los quitan de la vista. De cualquier forma, lo más normal es que algunos detalles de la trama se nos escapen en la primera partida, por lo que es recomendable pasárselo una vez más para terminar de entender todos los detalles de Virginia. El juego dura entre 1 y 2 horas, así que no es descabellado.

Virginia es un viaje por la mente de Anne, su pasado, presente y futuro se entremezclan para dar forma a una historia donde lo importante son sus personajes y la relación entre ellos

Virginia bebe mucho de obras como Twin Peaks o True Detective en su planteamiento. Pero en su modo de contar su historia se asemeja más al cine de David Lynch. Juega mucho con la sucesión de escenas atemporales y deja que el jugador interprete qué es real y qué no.

Virginia2

La desaparición del niño será el contexto en el que se situa la historia | Variable State

Al ser un juego sin voces, la animación y la banda sonora juegan un papel importantísimo. El motor utilizado para su creación es Unity, y lo han aprovechado con unas buenas animaciones de personajes y escenarios coloridos, aunque el rendimiento no está muy pulido. Yo he jugado a la versión de Steam y el control del personaje es tosco, además los movimientos de cámara son abruptos y borrosos. Pero en definitiva cumple, porque la mecánica de cambio de escena sin que nos demos cuenta se sucede sin problemas, y las expresiones faciales y corporales son lo suficientemente detalladas para que el jugador sepa qué sucede en todo momento.

La banda sonora es imprescindible en un juego de estas características. Se adapta perfectamente a cada escena y cada situación. Son canciones perfectamente creadas para que las acciones del jugador no las interrumpan. Gran trabajo sin duda.

El control del personaje es tosco y los movimientos de cámara son abruptos y borrosos

Virginia no destaca por tener un gran apartado gráfico, o una historia increíble. Como mucho por su excelente banda sonora. Pero desde luego es un juego diferente, que trata al jugador de forma adulta. Le pone en la piel de una persona con pensamientos e ideas distintas, le hace empatizar con ella.

Tengo sentimientos encontrados con este juego. Por un lado no me convence su historia y el mensaje que trata de dar. Su control es muy limitado y no hay apenas opciones de exploración. Te sientes demasiado guiado. Pero por otro lado me encanta su banda sonora y las animaciones de sus personajes. Además su modo de juego es muy parecido al de otros títulos que me encantan. Entra en conflicto mi gusto personal.

Lo que sí está claro es que Virginia es un videojuego único. Una obra muy especial que sus creadores han querido compartir con el mundo. Vuestra es la decisión de darle una oportunidad, pero estad preparados para adentraros en una historia que sus creadores definen como “extraña y confusa”.

Viaje al centro de Virginia
Comments
To Top