Beglitched, hackers y Tamagotchis. | Hexecutable
Críticas

Beglitched, hackers y Tamagotchis

Beglitched, hackers y Tamagotchis. | Hexecutable

Beglitched sabe a batido de fresa, días de verano y tardes eternas de Animal Crossing. Su estética pixelada y pastelosa recuerda a los Tamagotchis, a Kirby y a los juegos de Game Boy. Pero que no nos deje engañar su estética amable, porque detrás de los sprites de gatitos y los fondos de nubes se esconde un juego profundo y complejo.

CWOcdF

Lo que más llama la atención de Beglitched es su apartado gráfico, al cargo de Jenny Jiao Hsia. Con tonos rosas y lilas predominantes, la interfaz de presenta como la pantalla de un ficticio ordenador (recurso que recuerda a Cibele o Her Story), desde el escritorio, que hará de hub central, nos moveremos por los distintos iconos, carpetas y documentos de texto, aquí podremos acceder a los distintos niveles, gestionar el inventario o acceder a algunos secretos. Como si de un Super Mario se tratara, los diferentes mundos se van desbloqueando a medida que vamos superándolos, siendo cada uno temático de un animalito.  Al final de cada nivel nos espera un jefe final con el que obtendremos una contraseña.

beglitched grid

Interfaz de Beglitched / beglitched.net

La historia sigue la línea divertida del juego, somos los aprendices de la Glitch Witch y nuestro deber será desentrañar los mecanismos del ordenador alien que estamos usando y sobrevivir los ataques de unos hackers tan cuchis como molestos. En el juego predomina un sentido del humor tontorrón e inocente, lleno de chistes de pedos, configurándose como un juego que sabe perfectamente reírse de sí mismo.

A nivel lúdico, Beglitched presenta una interfaz semejante a los juegos en los que hay que colocar tres elementos iguales en fila como Candy Crush Saga o Bejewel. Sin embargo, en algún lugar de la cuadrícula se esconde un adorable hacker al que tendremos que vencer poniéndole una bomba encima. Esta premisa parece sencilla al principio, pero en seguida se vuelve en un juego más cercano al rol táctico, en el que tendremos que medir nuestros turnos ya que al acabarlos el enemigo nos atacará y si acaba con nuestros corazoncitos, tendremos que reiniciar el nivel. La programadora consideró que adaptar la depuración de programas (debugging en inglés) a una mecánica de videojuego podía ser divertido, ya que lo había aplicado anteriormente a prototipos, así que para ello creó un sistema de creación aleatoria para que se pareciera más a un problema real y no un nivel diseñado. 

Gatetes / beglitched.net

Gatetes / beglitched.net

En su artículo para Gamasutra, AP Thomson, principal programadora y diseñadora, habla el sistema de batalla de Beglitched como algo: “atractivo y hostil, adorable pero con colmillos” y quizás sea la mejor forma de definirlo. El juego no tiene ningún tipo de piedad con el jugador, el combate es duro, es muy fácil perder vidas y si esto pasa, tendremos que empezar el nivel de nuevo. Esto en sí no es malo, el problema viene cuando el propio juego te insta a esquivar los combates y a hacerlos injustos y frustrantes, no entiendo muy bien el objetivo de un juego que parece que no quiera ser jugado. Si bien al principio los niveles son cortos y no importa repetirlos, a medida que avanzamos, cada vez da más pereza volver por las mismas pantallas una y otra vez y leer los mismos diálogos. El hecho de que los niveles sean aleatorios no ayuda a esto, muchas veces nos pasaremos un nivel porque hemos tenido suerte y han salido pocos enemigos o nos ha coincidido una cuadrícula de batalla favorable.

Beglitched es un juego precioso, está cuidado y lleno de detalles, tiene un sentido del humor adorable y la música es genial. Sin embargo hay algo en el sistema de combate que no termina de encajar, y su profunda complejidad más que dar opciones de juego, lo limita. A pesar de esto sigue siendo una gran opción si te gustan la estética linda y los retos, lo podremos encontrar en Steam e itch.io.

tumblr_oa9t89nObX1uy2mz7o1_500

Beglitched, hackers y Tamagotchis
Comments
To Top