Noticias

Según All Walls Must Fall la Guerra Fría nunca acabó

Concept art de All Walls Must Fall. | inbetweengames

Desarrollado por inbetweengames, All Walls Must Fall es un videojuego de acción táctica con perspectiva isométrica que nos traslada a una Guerra Fría ambientada en 2089.

¿Y si la Guerra Fría no hubiera terminado? ¿Y si el Telón de Acero siguiera intacto y las tensiones entre EEUU y la URSS no hubieran acabado en 1989? All Walls Must Fall es un thriller noir que nos sitúa cien años después de la caída del Muro de Berlín, pero en un universo ficticio en el que el muro no cayó. Ahora un grupo de agentes secretos tiene la misión de conseguir lo que sus antepasados no pudieron. ¿Sus herramientas? El espionaje, el combate y los viajes en el tiempo.

Estamos ante un videojuego de acción táctica con perspectiva isométrica. Sus niveles se generan proceduralmente, en consonancia a nuestras decisiones. Después de 150 años de Guerra Fría, las fronteras ideológicas están muy difuminadas, los intereses políticos y la corrupción enturbian la libertad de la sociedad, y las paradojas temporales no ayudan en absoluto: las decisiones de los jugadores pueden ir a favor de cualquier bando, lo que se traducirá en diversos resultados, como la caída del Muro, la paz mundial o la perpetuación de la Guerra Fría.

Visualmente All Walls Must Fall enamorará a los amantes de las distopías totalitaristas, ya que presenta un estilo que combina el 2D con el 3D con el que se pretende emular la estética propagandística. Además, según sus desarrolladores, aprovecharán esta visión del Berlín futurista para llenar el juego de una amplia representación de la sociedad berlinesa actual, con su diversidad de razas, culturas y géneros.

Gif de la jugabilidad de All Walls Must Fall. | inbetweengames

Gif de la jugabilidad de All Walls Must Fall. | inbetweengames

Tras el desarrollo de este videojuego se encuentra el estudio inbetweengames, formado por ex-componentes de Yager que se decidieron a formar su propio estudio independiente después de que la empresa para la que trabajaban dejase de estar ligada a la creación de Dead Island 2. Desde su sede en Berlín, los tres chicos que conforman inbetweengames preparan el lanzamiento de All Walls Must Fall para este otoño en forma de early access. Será su segundo juego propio si tenemos en cuenta que en la game jam Ludum Dare 33 lanzaron un título llamado The Mammoth: A Cave Painting.

Comments
To Top