Mr. Shadow y los mosntruos de crayón. | Equilateral
Críticas

Mr. Shadow y los monstruos de crayón

Mr. Shadow y los mosntruos de crayón. | Equilateral

Mr. Shadow es una cariñosa aventura gráfica sobre los terrores nocturnos de la infancia. Cisnes de papel y grandes seres enmascarados te ayudarán a pintar de luz y color los monstruos que acechan la mente del pequeño protagonista.

El pasado mes de Noviembre se lanzó Mr. Shadow, tras su aceptación en Steam Greenlight. Raquel Jiménez y Luís Manchado conforman Bycomb Studio,  y en su primer lanzamiento ofrecen una experiencia donde infancia e imaginación son sus principales protagonistas.

Todo empieza en plena noche, en el dormitorio de un chavalín que parece rondar los 4-5 años. Su habitación está repleta de sus juguetes y dibujos a crayón. En su habitación destaca una mascara colgada en la pared, con la que el protagonista se disfrazó con su hermana, tal y como aparece en una fotografía con a la que duerme bien agarrado cada noche. Un fuerte vendaval abre la ventana y tristemente su mascara se rompe. Al ver lo que ha pasado, el niño entristece, y su sombra se vuelve más y más ominosa, y parece cobrar vida. Su sombra reconstruye la máscara, pero toma la forma de Mr. Shadow, una perversión de lo que otrora fue un recuerdo feliz, y que con su poder hace que su mundo de vida y color se torne gris y amenazante. En este mundo de sombras y fantasía, sus dibujos, juguetes, y miedos nocturnos, toman vida.

El protagonista y su hermana aparecen en una fotografía enmascarados como algunos de los monstruos que pueblan el mundo.

Pequeños monstruos enmascarados, el “terror” de sus padres | Mr. Shadow

En esta breve introducción a la historia, puede verse el detalle que Raquel y Luís han puesto en presagiar al jugador la plétora de monstruos que poblarán el juego. Si uno presta atención, podrá ver las pistas que han dejado en los escenarios, y que permiten entrever los motivos de Mr. Shadow y el desarrollo de los eventos y el transcurso de la historia. Por ejemplo, tenemos un robot que no tiene corazón, y en su lugar tiene un triángulo negro, como el protagonista, quien parece debe recuperar su alegría a través de interactuar con sus juguetes y sus ilusiones a lo largo de diferentes escenarios. O la foto con la hermana, quien en el mundo fantasmagórico aparecerá en más de una ocasión bajo la forma de una sombra gigante que le llenará de luz.

Sus héroes y sus monstruos se alimentan de las luces y los colores con los que dibuja su vida.

En Mr. Shadow, la misión del protagonista es deshacerse de sus pesadillas y volver a recuperar la luz y el color. Para ello, Barbados, un gato-cajón de juguetes gigante, no solo hace de guía al protagonista ayudándole en ciertos momentos, sino que alberga en su interior los escenarios del juego. A lo largo de la trama, lo que en aparencia parecían ser la luz y la oscuridad, el bien y el mal, se desdibujan. Estos seres de la sombra protegen al protagonista en ciertos momentos, e incluso parecen necesitar sus colores, sus alegrías, para poder vivir y mantener sus sociedades. Resulta interesante un momento en el cuál, al ver al protagonista, una pequeña ciudad da el toque de queda y todos sus habitantes se protegen del niño.

Al finalizar el juego, desde mi punto de vista, el motivo que subyace en el juego es el caos creativo y emocional de mundo infantil, y cómo jugando y experimentando con su entorno y  los opuestos, da vida y color a los sueños y miedos que pueblan su mente. Esto es, sus heroes y sus monstruos se alimentan de las luces y los colores con los que dibuja su vida.

char_barbados_001

Barbados, el gato-cajón donde guarda sus juguetes, su infancia, y su esperanza| Bycomb Studio

Después de haber apuntado mi opinión sobre la narrativa, seguiré con la parte a mi parecer más llamativa del juego cuando ves las primeras imágenes del juego: el apartado visual y artístico. Mr. Shadow se desarrolla en escenarios en 2 dimensiones con mecánica point-and-click. La variedad de escenarios es reducida, pero se encuentran muy detallados,  animados, y dinámicos, donde cada acción hará cambiar la vida del escenario. El conjunto de personajes usados es rico y atractivo, además de coherente con la imaginación caótica y creadora del chiquitín, y con el arte conceptual y sonoro que se pone a nuestra disposición. Es también muy cuidadoso el nivel de detalle puesto en los modelados, y como los escenarios siempre parecen llenos de vida.  Requiere una mención especial en este apartado la belleza de las escenas de transición entre escenarios. Después de cada escenario, escenas de video realizadas con el motor de juego nos van narrando sin texto alguno qué le ocure al chiquitín, y más importante, como van surgiéndole enemigos y aliados inesperados.

Mr.Shadow - Equilibrios en la cuerda

Equilibrio entre jugabilidad, narrativa y arte | Mr. Shadpw

En cuanto a la jugabilidad, las mecánicas que utiliza para la interacción con el escenario son parecidas a las de otros títulos indie como Samorost. En ellas, el control directo con el personaje es muy reducido, y se opta por la interacción directa con los objetos y el escenario, los cuáles en este juego, como ya he mencionado anteriormente, cobran suma importancia.

Como valoración personal, aquellos aspectos que más me han gustado de la jugabilidad de este título es cómo el entorno te va guiando sutilmente hacia el funcionamiento de los puzzles. El equilibrio en los retos está muy bien encontrado. Progresivamente aprendes como funcionan las diferentes piezas del entorno de forma bastante intuitiva, y si bien ningún momento dejas de tener la sensación de estar ante un reto, siempre parece mantenerse la idea que la exploración y la interacción son tan importantes como los retos que te encuentras. Así mismo, encuentro eficaz que esta aproximación point-and-click se vea acompañada de un juego de ritmo tranquilo, que permite disfrutar de la experiencia estética que te ofrece el producto. Te invita a pensar, probar, y relajarte con el colorido de sus escenarios y sus mecánicas. Un último aspecto a destacar es como cada ser tiene su propio comportamiento, debiendo aprender sus movimientos y usarlos en tu favor, lo que añade a la sensación de estar ante un título cuidado.

Mr. Shadow invita a relajarse y experimentar con su mundo, a apasionarnos como niñxs con los objetos que descubrimos

Los aspectos del juego que no me han acabado de convencer es el conjunto de emociones que expresa el personaje, pues sus reacciones ante los eventos son algo frías (tal y como comentamos también en la crítica de Oxenfree). Por ejemplo, si eres pequeño y te agrra el monstruo de la cama, esperarías chillar y tratar de escapar, pero no es el caso, y el niño se queda parado y sin reaccionar. Esto no ocurre en otros lugares del juego, pero creo debe ser tenido en cuenta. Así mismo, hay ciertos momentos, en que ya sea al hacer puntería con ciertos mecanismos, o hacer movimientos con cierta precisión, el control no es tan fino como debiera.

No obstante, Mr. Shadow ofrece una experiencia de juego agradable, tranquila y atractiva que invita a relajarse y experimentar con el mundo que te ofrecen, tal y como si fuéramos niños y nos apasionáramos con los colores y las dinámicas de los objetos que descubrimos. La impresión general que me he llevado al jugarlo ha sido de un juego coherente, en tanto el motivo de inocencia, exploración y color se expresan, de forma equilibrada en su diseño, su jugabilidad, y su historia. Como ejemplo, en uno de los escenarios, debes buscar un pequeño vegetal en el interior del arbol, a través de un laberinto. En este puzzle, la luz, el principal aliado de este juego, es el que te permitirá irle dando vida al árbol y recoger esa pieza perdida. Esto es una coherencia a nivel de jugabilidad (las luces ayudan a tu objetivo), historia (las luces son buenas y te permiten luchar contra la sombra) y arte (la luz y el color se asocia a la alegría y el logro, y hace explotar en colores a los seres de sombra como el árbol).

En conclusión, Mr. Shadow me parece una interesante aportación de este estudio. Su diseño y mecánicas atractivas, y los puzzles que vas encontrándote, lo hacen un juego recomendado a aquellos que gusten de juegos agradables y relajados, que disfruten contemplar e interactuar con escenarios bien cuidados a nivel artístico, y que quieran darse la oportunidad de experimentar de nuevo la inocencia y magia de sus niñxs interiores.

Mr. Shadow y los monstruos de crayón
Comments
To Top