Críticas

Silence, un cuento personal

Una de las ciudades de Silencio. | Equlateral

Los cuentos son historias que nos contaban nuestros familiares cuando éramos pequeños. Estas historias no solo tienen la finalidad de enseñar y entretener, además cumplen la misión de despertar nuestra imaginación, la cual completa y mejora la historia. Digamos que cada persona imaginamos los cuentos de formas distintas, de algún modo los hacemos nuestros. Silence llega para demostrarnos una vez más que la imaginación es capaz de crear mundos únicos y fantásticos.

El estudio Daedalic Entertainment, autor de la aventura gráfica The Wishpered World, nos trae la segunda parte del mismo, Silence. Un videojuego que continúa la historia del joven Noah que se ve obligado a volver al mundo que dejó atrás, aunque esta vez no parece el mismo. En esta ocasión le acompaña su hermana Renie, y junto a nuevos y viejos conocidos ambos deberán encontrar la forma de escapar de Silencio.

20161116183451_1

Varios personajes nos acompañarán en esta aventura, aunque no todos serán de ayuda. | Equlateral

Antes de comenzar Silence recomiendo jugar a The Wishpered World, porque, aunque se puede llegar a entender todo, algunos detalles se pueden escapar. Además el contexto del juego no es tan impactante sin conocer, al menos, la conclusión de la primera parte.

Comenzamos Silence y lo primero que advertimos es que el apartado visual ha cambiado totalmente respecto a su predecesor. The Whispered World utilizaba animación dibujada a mano para mostrarnos a sus personajes y su mundo. Los escenarios eran en 2D, recordando a las películas y videojuegos de antaño. En esta ocasión, Silence ha optado por mezclar escenarios dibujados de una calidad excepcional, con elementos y personajes renderizados en 3D, recordándonos en esta ocasión a las películas de animación que podemos ver actualmente en el cine.

Silence ha adoptado la corriente de las “nuevas aventuras gráficas” impuestas por Telltale. Simplificando la gestión del inventario y las múltiples decisiones de diálogos, para ofrecernos puzles sencillos y guiados, acompañados por una sucesión de cinemáticas con poca interacción. Pero a fin de cuentas es un juego y su jugabilidad está ahí, que no ofrezca desafío no significa que sea malo, personalmente prefiero disfrutar de una historia sin demasiadas interrupciones que me hagan abandonar el juego. Pero sí que es cierto que la interacción del jugador se vuelve secundaria. Si en algún momento nos quedamos atascados solo hay que pulsar la barra espaciadora o el botón central del ratón para que se resalten los objetos interactuables y aparezca una pista en la parte superior de la pantalla. Eso sí, hay que hacer cada acción en el orden correcto si queremos avanzar. Quiero destacar los puzles en los que hacemos uso de un personaje llamado Spot, un gusano que es capaz de cambiar de forma su cuerpo para adaptarse a múltiples situaciones. Son muy imaginativos y divertidos.

20161116173501_1

Los escenarios dibujados se mezclan con los modelados en 3D de los personaes. | Equlateral

Podemos ponernos cómodos porque Silence es un videojuego que podemos jugar con una sola mano. No penséis mal, únicamente será necesario el uso del ratón para interactuar con el mundo y para elegir las opciones de diálogos. Es un juego que invita a relajarte y eso lo demuestra con la gran cantidad de escenas cinemáticas que nos cuentan la historia de Silence. Tantas que en más de una ocasión no me he dado cuenta cuando se había terminado la escena y me tocaba moverme.

Que un juego no ofrezca desafío no significa que sea malo, personalmente prefiero disfrutar de una historia sin demasiadas interrupciones que me hagan abandonar el juego

Si hay algo en lo que destaca notablemente este título, es en la música. No es solo que acompañe a las escenas de vídeo, es que las complementa perfectamente determinando el ritmo y las sensaciones que recibe el jugador. Hay partes que son pura música. Además los efectos sonoros suponen una ayuda muy útil que en muchas ocasiones necesitaremos para saber si tenemos que realizar una acción u otra. .

20161123191508_1

La relación entre los protagonistas es uno de los ejes centrales de Silence. | Equlateral

El juego está pensado para disfrutarlo cómodamente, sin complicaciones y haciendo disfrutar al jugador de una historia entretenida. El hecho de que se pueda jugar solo con el ratón, las continuas cinemáticas, el genial trabajo de los actores de doblaje, la utilidad de la música,…etc. Todas las decisiones de diseño están enfocadas en este aspecto.

Silence es un juego corto, que comienza con ganas pero termina de forma abrupta y dando entender que habrá más entregas en un futuro. Además bebe mucho del final que tuvo su predecesor que fue muy impactante e inesperado. Una vez vale, pero dos cansa. En definitiva lo recomiendo para todos aquellos que jugaron a la primera entrega y quieran continuar las aventuras de estos personajes. Y para aquellos que busquen una historia bonita y sencilla, Silence es un cuento que cualquiera puede disfrutar.

Silence, un cuento personal
Comments
To Top