Primeras impresiones de Quarentine. | Equilateral
Críticas

Primeras impresiones de Quarentine

Primeras impresiones de Quarentine. | Equilateral

El early access de Quarentine ha dado de sí justo lo que pensé que daría de sí: unas primeras impresiones muy positivas y mucho potencial.

En cuanto ves el vídeo promocional de Quarentine es inevitable pensar en títulos como Plage Inc. o en juegos de mesa como Pandemic (de hecho, a mí, que soy un frikazo de los juegos de mesa, el parecido con este último fue lo que me hizo querer jugarlo) y realmente es un hermano “videojueguil” del juego de mesa de Matt Leacock.

Controlas a un personaje elegido entre las cinco ramas (Medico, Científico, Militar o Diplomático) y comienzas con un Centro de Investigación en una ciudad a tu elección (si habeis jugado al juego de mesa ya a estas alturas os estará sonando todo mucho). Tu objetivo es acabar con la plaga que acaba de comenzar a asolar la humanidad… y aquí acaba el parecido con Pandemic.

Objetivo: acabar con las plagas. | Sproing

Objetivo: acabar con las plagas. | Sproing

Quarentine es un juego en early access y se nota bastante. El nivel de dificultad es bajito y, una vez has dominado un escenario en la dificultad más simple ya tienes casi segura la victoria hasta en expertoY claro, solo trae tres misiones. Cuando lo has terminado el sabor que te deja es agridulce y la sensación es de “Joder… con la de cosas que aún podría hacer… ¿Ya?”. Y, a mi al menos, cuando un juego me hace esto me parecido siempre buena señal.

A Quarentine le falta mucho, pero va por buen camino

Está claro que les falta “finetuning”, como quien dice, y también está claro que ya se han puesto a ello: en el vídeo promocional salen bastantes indicios de un modo historia y de un “árbol de habilidades” de los personajes que en esta versión brillan por su ausencia. Por otra parte la comunidad en Steam está muy activa dando sugerencias y los desarrolladores contestan con bastante asiduidad; por lo que yo soy optimista en cuanto a futuras actualizaciones.

Así pues una de cal y otra de arena: a Quarentine le falta mucho, pero va en buen camino. Tiene un sistema chulo con trabajo detrás y da la sensación de que, si se le da el cariño que necesita, va a ser un juego que de que hablar. Tiempo al tiempo.

Primeras impresiones de Quarentine
Comments
To Top