Noticias

China prohibe la distribución de juegos surcoreanos

REDDEN, juego indie surcoreano. | Team Bulosodeuk
REDDEN, juego indie surcoreano. | Team Bulosodeuk

A raíz de la implantación del sistema antimisiles THAAD en Corea del Sur, China ha bloqueado todo tipo de entretenimiento surcoreano que llegue a su país, incluidos los videojuegos.

El susodicho sistema, cuyas siglas responden a Terminal High Altitud Area, está siendo construido con la ayuda de Estados Unidos para proteger al país de las amenazas de su vecino, Corea del Norte. Se comenta que los norteamericanos están tomando parte en esto para beneficio propio, ya que si se dirige un misil hacia su país este sería interceptado y neutralizado por el sistema THAAD. Como las tensiones son ya notablemente altas, la reacción a esto por parte de los norcoreanos y sus aliados chinos pasa por considerar estos misiles una amenaza.

En otras palabras, aseguran públicamente que en realidad esos misiles defensivos son un arma pensada para el ataque. Sean lo que sean estos THAAD, está claro que ante semejante despliegue no iban a dejar de intentar proyectar una buena imagen, convirtiendo esto en una riña de señalar al otro como el malo. El gobierno chino ya ha tomado medidas al respecto, como podemos ver en Pocket Gamer, prohibiendo dentro de su país la distribución de todo tipo de entretenimiento producido en Corea del Sur.

Esto provoca que los videojuegos, que ya de por sí tienen un férreo control para lanzarse en China debiendo someterse a distintas regulaciones y necesitando ser aprobados 20 días antes de su salida, queden totalmente vetados. Las acciones de Nexon, compañía de juegos surcoreana, han caído un 7% tras la noticia, algo lógico si tenemos en cuenta que China supone el 40% del mercado de esta (los juegos para móviles aquí proliferan muchísimo). No obstante, la firma asegura que consiguieron la licencia para su nuevo juego Dungeon & Fighter 2D antes de que esto ocurriera, y que por lo tanto se va a lanzar allí. En cambio, otros títulos como Lineage II: Revolution que estaban en proceso de aprobación sí que se han visto afectados.

La repercusión llega también, como era de esperar, a los videojuegos independientes. Absolutamente todos los títulos tienen que pasar por la regulación china si quieren venderse allí, sean AAAs o indies. Ya de por sí esto es una lacra que mancha y condiciona un sector del videojuego caracterizado por la libertad artística de sus obras, y ahora además si estos vienen de Corea del Sur directamente no tienen nada que hacer. Otro ejemplo más del gran efecto que causan las tensiones geopolíticas al mundillo, como ya os contamos hace poco. 

Con respecto a cuánto va a durar este veto, aún no se sabe nada. El famoso analista Daniel Ahmad, más conocido como ZhugeEX, asegura en el artículo de Pocket Gamer que ni siquiera está claro si se va a revocar o no la licencia a juegos que ya la tienen.

Comments
To Top