Agatha Knife
Críticas

Agatha Knife: aguda y cortante

Agatha Knife. | Mango Protocol

Agatha Knife nos sitúa en un momento previo a la anterior aventura del universo ‘Psychotic’ creado por Mango Protocol, MechaNika. En esta nueva entrega psicótica conoceremos el “lore” del Carnivorismo, la religión creada por Agatha para hacer que los animales sean felices a pesar de que su destino final sea el consumo.

Conocimos a Agatha Knife en MechaNika, una niña de 7 años con tanto carisma que sin duda merecía un juego para ella sola. Agatha padece insomnio, así que por las noches acude a la carnicería que regenta su madre para hablar y jugar con los animales antes de ser sacrificados. Como hay que mantener el negocio, tras pasar un rato con los animales, Agatha se encarga de descuartizarlos y preparar la carne para que su madre pueda vender el género al día siguiente. Aunque pueda parecer lo contrario, Agatha tiene sentimientos y le apena ver que los animales le tienen miedo cuando se acerca a ellos con sus afilados cuchillos. Por si fuera poco, este no es el único problema de Agatha, pues últimamente vienen muy pocos clientes a la carnicería y si continúan sin ingresos la tienda tendrá que cerrar. ¿Quién no querría echarle una manita a la pobre Agatha? (probablemente un cerdo).

Agatha Knife

“Del cerdo se aprovecha todo”. | Equilateral

La madre de Agatha acude con su hija a la iglesia en busca de una solución basada en la fe para recuperar la clientela de su negocio. Allí se encuentran con el Reverendo Bleak, quien profesa una religión basada en la compra de queso para financiar los viajes temporales que realiza con el objetivo recopilar nuevas amenazas del Señor del Tiempo y asegurar una nueva vida a sus adeptos después de la muerte (WTF!?). Es curioso pero Agatha no entiende de qué va esta religión y como no le convence mucho se pone a dar vueltas por los alrededores de la iglesia hasta que da con un edificio que llama su atención. En la entrada, un cartel anuncia que se imparten cursos para crear tu propia religión personalizada paso a paso, y por fin podremos construir los cimientos del Carnivorismo.

Agatha Knife

El por qué de las religiones y la fe. | Equilateral

Un amable gótico sospechosamente parecido a Marilyn Manson nos ilustra sobre cómo funciona el curso de creación de religiones, que sirve para resolver los problemas de Agatha y de paso nos explica los fundamentos teóricos de los dogmas. La religión es uno de los pilares que sostienen la narrativa de Agatha Knife, y en este momento de la aventura nos distanciaremos por primera vez del juego para revisar nuestros propios paradigmas acerca de la fe. En los jardines que rodean al centro de formación hay un niño y una niña con traje de comunión y Agatha les pregunta en qué consiste ese ritual tan extraño: “Tienes que comerte el cuerpo de un hombre y beber su sangre, con eso vives más feliz o algo así, se supone que después de la fiesta habrá un señor que siempre estará en nuestro interior y nos guiará en la vida para ser felices”, explica el niño. El paralelismo del Carnivorismo con esta descripción del Catolicismo es más que evidente, lo que nos hace preguntarnos bajo qué principios se puede construir una religión y qué tipo de discurso pueden llegar a creer algunas personas.

Agatha Knife

El mismísimo Sandro nos ayudará a fundar el Carnivorismo. | Equilateral

Las necesidades de Agatha se cristalizan en una religión que logrará que los animales estén dispuestos a morir por ella sin miedo y con fe absoluta en alcanzar la felicidad eterna en el estómago de las personas. Los animales no son fáciles de convencer y Agatha tendrá que recopilar materiales para hacer que su religión sea creíble.

Si hubiese que categorizar a Agatha Knife con cuatro palabras clave, serían: animales, religión, magia y frikismo

Aquí entra en escena la aparición estelar de Sandro Rey (el Asombroso Maestro de las Mancias), quien además de ser una presencia mística supone un cómodo recurso para desplazarnos por el entorno del juego y localizar lo que necesitamos sin tener que recorrer la ciudad de principio a fin, pues Sandro nos teletransportará con su magia directamente a la carnicería siempre que se lo pidamos con educación y respeto.

Agatha Knife

Jordi predicando la verdad mientras hojea el ‘Enigmarillion’. | Equilateral

La magia tiene un papel importante en esta aventura, en contraste con la objetividad de la ciencia y la tecnología promulgadas por MechaNika. Una de las piezas importantes que nos ayudarán a fundar el Carnivorismo será un libro mágico conocido como el ‘Enigmarillion’, un manuscrito único que descifra todos los misterios frikis que existen. En la biblioteca de la ciudad encontraremos a Jordi Garcia, de Mango Protocol, echando un vistazo al ‘Enigmarillion’. Esta nueva ruptura de la cuarta pared (recurso que también se utilizó en MechaNika) se aprovecha para hacer una acertada crítica al estado actual de la industria de los videojuegos independientes, no solo en el discurso de Jordi sino también en los títulos de algunos libros que aparecen en la estantería del pasillo donde se encuentra, como por ejemplo: ‘Videojuegos que todo el mundo quiere pero nadie ha visto porque no hay dinero para márketing’.

Agatha Knife

Agatha es tan cortante como su apellido. | Equilateral

Volviendo al frikismo y las referencias culturales con altas dosis de nostalgia, podremos regocijarnos en los preciosos artículos de la tienda ‘Comic Sans’ diseñados por Mariona Valls. En este escenario hay un objeto que necesitamos para celebrar el primer ritual carnivorista, sin embargo es un objeto tan “sagrado” dentro del mundo friki que nos resultará laborioso obtenerlo. Dicho objeto es el emblema de un culto creado por el cine, algo que nos hace plantearnos la siguiente cuestión: ¿Puede la ficción llegar a convertirse en una religión? Esta no es la respuesta que buscáis.

En cuanto a la narrativa de Agatha Knife, fluye sin lagunas ni vacíos a pesar de que la complejidad de algunos enigmas es bastante alta, pues todos tienen una solución lógica que exprime al cerebro y nos hace pensar con otro punto de vista (aunque en uno de ellos me atasqué y tuve que pedir ayuda al bueno de Javier Gálvez). Los diálogos están tan repletos de humor e ironía que te hacen querer extinguir todas las líneas de texto (que es abundante) y todos los mensajes que aparecen al interactuar con el medio. Por cierto, los logros de Agatha Knife en Steam son los más ingeniosos que he visto en mucho tiempo.

Agatha Knife

Como buena amiga que es, Nika nos ayudará en nuestra misión carnivorista. | Equilateral

Agatha Knife se puede jugar tanto antes de MechaNika como después ya que, salvo guiños puntuales, ambas tramas se comprenden por separado. Tras la experiencia obtenida en el desarrollo de MechaNika, Mango Protocol se ha atrevido con animaciones más trabajadas y elegantes en Agatha Knife, por lo que espero un juego aún más dinámico en la próxima entrega de la saga ‘Psychotic’.

La inmersión y atmósfera logradas por Guillem Vilamala mediante los efectos de sonido y la banda sonora del juego son inmejorables, de hecho pude experimentar la emoción de miedo que sintió Agatha al comunicarse con el Gran Cerdo Sangrante por primera vez.

Agatha Knife

Gracias por este homenaje a los 90, Mango Protocol. | Equilateral

El juego recopila varios contextos en los que los animales se encuentran en diferentes estados: la granja (animales hacinados), el zoológico (animales enjaulados), el circo (animales esclavizados), la clínica veterinaria (animales enfermos), por supuesto la carnicería (animales descuartizados), el ritual Carnivorista (animal sacrificado) y por último la hamburguesería (animales cocinados). También encontramos al hámster de Nika comiendo pipas en el sofá mientras ve tranquilamente la televisión (animal domesticado) y un gato en la calle que se ha escapado de casa (animal en libertad).

Agatha Knife tiene una profundidad pícara que se esconde bajo su superficie cándida

Estos escenarios unidos bajo el nexo común de Agatha Knife podrían constituir la filosofía animalista que trata de transmitir el juego, en la que tiene cabida tanto el consumo de animales como su protección, amor y cuidados. Este argumento se va configurando a lo largo de la aventura y sale del paso sin grandes contradicciones, dejando espacio para la reflexión y el pensamiento crítico.

Agatha Knife

Mens sana in corpore sano. | Equilateral

[PSEUDO SPOILER] Como ya pudimos ver en MechaNika, la religión de Agatha tuvo éxito y los animales acabaron aceptando su destino final con felicidad y devoción, pero cómo llegó a lograrlo es algo que tendrás que averiguar jugando… o preguntándole a Sandro. Bendiciones y buenas noches.

Agatha Knife: aguda y cortante
Comments
To Top