Yooka y Laylee. | Playtonic Games
Críticas

Yooka-Laylee y la nostalgia

Yooka y Laylee. | Playtonic Games

Playtonic Games es el estudio compuesto por antiguos miembros de Rare que nos ha traido Yooka-Laylee. Con un pequeño vistazo podemos ver la nostalgia con la que el estudio británico le ha dado vida a este título. Esto no es algo que nos coja por sorpresa ya que, desde un primer momento, Yooka-Laylee prometió ser la secuela espiritual de una de las obras más importantes de Rare, Banjo-Kazooie.

A todos nos ha pasado eso de recordar un videojuego con muchos años a su espalda como algo excepcional y sin fallos, y al volver a jugar, desencantarnos de alguna forma. Es algo normal, y comprendiendo a los videojuegos como un producto cultural de un tiempo y un contexto determinados, estos fallos, que a lo mejor ahora destacan más que en su momento, se entienden perfectamente. El problema llega cuando al volver la mirada atrás lo hacemos para quedarnos ahí, y no para aprender. Hemos visto ambas caras de esta moneda en muchas ocasiones, algunas muy buenas como Shovel Knight y otras no tanto como el recientemente estrenado Yooka-Laylee.

Losss protagonissstasss | Playtonic Games

Este título es un plataformas en tres dimensiones que intenta traer de vuelta la esencia de los años 90. Super Mario 64, Banjo-Kazooie, Crash Bandicoot, Spyro… Qué recuerdos, ¿verdad? Yooka-Laylee, por desgracia, se limita a cubrir unos mínimos establecidos para poder cumplir, y no va a más. Dando lugar a un título genérico y sin alma. Para volver a los 90 de esta forma con un título actual prefiero jugar a lo ya mencionado, que a día de hoy siguen siendo grandes obras.

La historia es simple: el malvado empresario Capital B ha decidido hacerse con todos los libros del mundo para encontrar uno en concreto, que, casualmente, poseen nuestros protagonistas. Nuestra misión será recuperar las hojas, o pagies, de este libro mágico que se han perdido por distintos mundos que nos tocará explorar. Con esta trama que sirve de excusa para que el juego exista encarnaremos a una pareja de amigos. Yooka, un camaleón que será nuestras piernas para poder desenvolvernos en este mundo reinado por animales y seres inanimados con ojos, y Laylee, una murciélaga que, agarrada a nuestra cabeza, nos ayudará a saltar una segunda vez o a planear, entre otras habilidades que iremos descubriendo. Todo esto en un mundo lleno de personajes estrafalarios y con la carta de un humor que rompe la cuarta pared siempre presente.

El malvado capitalismo abejificado | Playtonic Games

La obra de Playtonic Games, aún así, funciona y entretiene. Su estructura, que nos sonará bastante, es muy básica; cinco mundos amplios y abiertos, a los que accederemos desde un mundo principal, en los que tendremos que conseguir las pagies (y una cantidad ingente de coleccionables opcionales) superando diferentes retos. Según avancemos desbloquearemos nuevas habilidades para afrontar los desafíos venideros. Habilidades que supondrán un progreso lineal, ya que serán necesarias para llegar a los próximos niveles.

Controlar a esta pareja de animales antropomorfos, a excepción de sus transformaciones, es muy agradable. Lo que deja a un buen diseño de niveles hacer el resto del trabajo. Niveles que pese a invitarte a explorarlos en un principio, no tardan mucho en sentirse fríos y vacíos. Aunque tampoco todo iba a ser malo, tanto las peleas contra los jefes finales como algunos puzles me han parecido ocurrentes y bien ejecutados.

Yooka-Laylee, busca volver a los viejos tiempos. Esa época donde todo era mejor y todo el mundo era feliz. Y es algo que, sin duda, consigue. Ofrece lo justo para tocar la patata del jugador nostálgico y si con el resto no lo consigue nos quedamos con un título descafeinado, y que pese a tener una base muy sólida, no llega muy lejos.

Yooka-Laylee y la nostalgia
Comments
To Top