Hi Daddy, I'm Dad | Game Grumps
Críticas

Dream Daddy: papi papi ven a mí

Hi Daddy, I'm Dad | Game Grumps

Dream Daddy: A Dad Dating Simulator es un juego desarrollado y publicado por Game Grumps, un canal de Youtube americano especializado en Let’s Plays. En él, nos pondremos en la piel de un padre viudo que se acaba de mudar a un idílico vecindario con su hija adolescente. Esto no es más que una excusa para presentarnos a un variado grupo de padres solteros (o divorciados) a los que conocer y, por supuesto, romancear.

Aunque esta premisa pueda parecer una tontería al principio, en realidad es un juego genuinamente bien escrito. Con chistes y juegos de palabras muy divertidos, pero que también sabe tratar ciertos temas con delicadeza cuando toca. Especialmente, todo lo relativo a la relación del protagonista con su hija Amanda está contado con mucha sensibilidad y positividad.

Nuestra hija nos explica los memes | Equilateral

Dream Daddy nos recibe con un editor de personaje y una música suave. En él tendremos que hacer a nuestro daddy particular, pudiendo elegir tipo de cuerpo, color de piel, peinado, ropa o si queremos que sea un hombre cis o trans. Las siguientes escenas servirán para definir nuestra historia, si nuestra anterior pareja era hombre o mujer, o si queremos que nuestra hija sea adoptada o biológica. Después de esto nos toca dar un paseo por el vecindario, nuevo tanto para el protagonista como para nosotros. Aquí sucederán las presentaciones del elenco de personajes y sus respectivos hijos.

Entre los padres con los que tener romance hay para todos los gustos: está Mat, el dueño de una cafetería hipster; Craig, tu amigo de la universidad y deportista; Hugo, el profesor de tu hija que es un poco repipi pero buena gente; Damien, el papá gótico y vampírico; Robert, el intenso atormentado; Joseph, el religioso pastor y padre de cuatro niños siniestros y Brian, bonachón pero muy presumido. Entre “dadpuns”, fotos de los hijos y tonteos en el “Dadbook” iremos descubriendo la historia de cada uno, que no son tan sencillas como lo que parecen, hasta que el amor florezca (o no).

A mi no me engañas, eres Corvo disfrazado | Equilateral

La jugabilidad es la normal en las novelas visuales, a excepción de algunos minijuegos bastante divertidos. Tendremos una trama principal con nuestra hija y al final de cada día podremos elegir con qué padre ligar en el “Dadbook”, según cómo respondamos o cómo reaccionemos, conseguiremos ganarnos la simpatía o todo lo contrario de nuestro interés romántico.

El aspecto gráfico es bonito y muy cuidado, destacando en especial lo ricos guapos que son los padres y lo linda que es nuestra hija. Los fondos también son especialmente bonitos, todos en colores cálidos y pasteles. La música desempeña un papel similar y tiene hasta un tema principal para el menú, también cuenta con pequeñas actuaciones de voz a cargo de los propios Game Grumps.

Dream Daddy: A Dad Dating Simulator es lo que pasa cuando los videojuegos abren un poquito las ventanas y se va el olor a cerrado. Un juego agradable que hace un excelente trabajo de representación LGTB (claro, que todo es mejorable) y que además es realmente entretenido de jugar. Si domináis el inglés y os gusta reíros, sin duda es un imprescindible.

Ahora solo nos queda esperar la secuela: Sugar Marvelous Mommy. | Equilateral

 

Dream Daddy: papi papi ven a mí
Comments
To Top