Through the Woods | Antagonist
Críticas

La Noruega mitológica de Through the Woods

Through the Woods | Antagonist

Tú en un bosque de noche, a solas y con una linterna. El gélido silbido del viento mece las hojas y ramas provocando un murmullo. De pronto, rasgando la sinfonía forestal, oyes el aullido no lo bastante distante de algo que parece casi humano, pero que no lo es. Algo acecha más adelante. Esto es el miedo de Through the Woods, el miedo atávico a la naturaleza y a la noche.

Oeste de Noruega. El frío cala hasta los huesos. Empapada y azotada por el afilado viento costero emprendes el camino por el sendero que sube desde el embarcadero. La determinación salida de la desesperación aplasta cualquier consideración por el propio bienestar o la misma integridad. Lo único que importa es encontrar a tu hijo Espen.

Veníais de pasar unos pocos días a solas en la cabaña costera para reparar el desgarro en la familia. Te dormiste mientras Espen salía a jugar y cuando has ido a buscarlo lo has visto subiéndose al bote de un hombre. Has nadado a través de la niebla persiguiéndoles hasta la orilla de una isla que antes no estaba aquí. Atraviesas un antiguo poblado desolado, como salido de una recreación histórica. Luego el bosque, el perpetuo bosque. Cae la noche. Y en el cielo, la Luna está rota.

Through the Woods

Cuando aún no sabes nada y miras al cielo, el desgarro en la Luna te dice que no estás en el mismo lugar del que vienes. | Equilateral

La historia de Through the Woods es un viaje a la Noruega mitológica, como si ésta fuera un espacio-tiempo a la deriva que fondeara en la Noruega actual; literalmente una isla en la que se materializa el folclore nórdico, anclada en la Alta Edad Media y poblada por un pueblo vikingo casi extinto y atormentado por un pacto con el Gran Lobo. El detonante es el rapto del hijo de la protagonista, una joven madre soltera, por parte del hombre del saco antagonista en la trama. No voy a desvelar la intriga, pues tiene sus giros sustanciosos.

Hay mucho de Alan Wake (Remedy, 2010) en Through the Woods, lo sobrenatural irrumpiendo en un lugar real y actual, los cuentos volviéndose reales, la búsqueda de una persona querida y la revelación del misterio sobrenatural, el entorno boscoso y la noche, o incluso los objetos coleccionables. De estos últimos, los principales son manuscritos en una variante lingüística arcaica que ayudan a entender el mundo en el que hemos entrado, mientras que hay objetos macabros o libros que meramente aportan breves pasajes de cuentos escandinavos sobre criaturas o deidades mitológicas.

Through the Woods

La linterna es necesaria para ver e incluso puede salvarte la vida. Pero debes apagarla cuando no quieres que te vean. | Equilateral

La voz de la protagonista hablando en pasado y con un efecto que da a entender que son grabaciones se usa en ciertos momentos de forma un tanto forzada e incluso molesta, hablando de forma introspectiva. En un inicio este recurso narrativo salía de las sesiones grabadas con un psicólogo al que la madre contaba lo vivido en la isla y servía para narrar y dirigir la acción. De hecho, en el tráiler aparece la que debía ser la voz del psicólogo preguntándole a la protagonista, pero lo descartaron junto con un enfoque de juego de terror más convencional (hubo grandes cambios desde la primera demo), dejándolo en grabaciones de voz que solo al final toman sentido. La voz para la versión inglesa se sustituyó mediante un parche en junio 2017 debido a las quejas de que la actriz de doblaje escandinava no daba la talla. Hay subtítulos en castellano y cuatro idiomas más.

Los efectos de sonido logran crear la atmósfera salvaje y sobrecogedora que necesita el juego, con acertados toques de música que realzan la tensión en ciertos momentos sin eclipsar la fuerza del sonido ambiente. El escalofrío provocado por la visión de una criatura terrorífica, precedida de sus lamentos, no necesita del susto para suscitar miedo. En cambio, es la tensión de escabullirse lo que el juego explota. Para ello, las mecánicas se reducen a mirar/apuntar con la linterna, encenderla y apagarla, y a caminar, con las variaciones de correr y avanzar con sigilo. En algunos encuentros con ciertos seres, sin embargo, ni correr ni esconderse sirven de nada y habrá que ahuyentarlos con la luz de la linterna, pero no puedes acabar con ellos, solo escapar. Aquí no encarnas ninguna heroína ni tienes puntos de vida, si te atrapan se acabó. La muerte no se ve, la cámara se va hacia la linterna que dejas caer en un barrido y oyes los últimos gritos de la protagonista.

La indefensión congenia muy bien con la sensación constante de estar en un lugar extraño al que no perteneces. Los niveles tienen un diseño lineal pero suelen tener varios senderos y encrucijadas, así como zonas abiertas, que no siempre hacen evidente el camino correcto. 

Through the Woods

Unos menhires que se iluminan al pasar, sirven a modo de representación diegética de los puntos de guardado. | Equilateral

Los paisajes van desde zonas costeras a angostos valles y cuevas, pasando por bosques y pantanos. Aquí y allá encuentras poblados y cabañas abandonados, prácticamente no quedan habitantes vivos. El agua está presente en todas sus formas y es una verdadera lástima que su aspecto no sea convincente, mientras que el resto del apartado gráfico sí logra representar muy bien la vegetación y la roca. Otro fallo técnico destacable son las animaciones, muy toscas, especialmente el andar de criaturas grandes por el siempre escarpado terreno.

Through the Woods nació de un proyecto de clase y fue financiado mediante Kickstarter. Es la opera prima de Antagonist, un pequeño estudio desarrollador afincado en Oslo. Una propuesta —poco conocida e ignorada por la prensa— de terror suave, accesible para cualquier jugador y muy atractiva para los amantes de la mitología nórdica.

Una clara referencia a Sverd i fjell (‘Espadas en la roca’), el monumento conmemorativo a las afueras de la ciudad noruega de Stavanger, de Fritz Røed de Bryne (1983). | Equilateral

La Noruega mitológica de Through the Woods
Comments
To Top