Descubrimientos

Seis videojuegos basados en canciones

Imagen de Nómadas. | baltasarq
Imagen de Nómadas. | baltasarq

La #JAMCanciones ha llegado a su fin dejándonos una atrevida y original selección de videojuegos basados en canciones.

A principios de junio os informábamos de que Textualiza estaba organizando una gamejam que retaba a los desarrolladores a recoger el espíritu aventurero de esas canciones que nos transportan a tierras lejanas, contándonos relatos de fronteras, historias del mar y odiseas en el desierto. Poco después del llamamiento, los autores se pusieron manos a la obra y comenzaron a crear sus juegos durante el largo mes que ha durado #JAMCanciones (así se ha titulado este reto). Ahora, en pleno verano, podemos aprovechar lo tiempos muertos que nos brinda el período estival para disfrutar de los seis juegos que ha dejado esta peculiar jam.

Curiosamente, en la #JAMCanciones no proliferan los videojuegos a los que estamos acostumbrados. De hecho no todos los proyectos pueden ser considerados videojuegos como tal. De las seis piezas presentadas al concurso dos de ellas son juegos de mesa, tres son ficciones interactivas y una, la que más se acerca a la concepción actual de videojuego, un plataformas.

Dos juegos de mesa, tres ficciones interactivas y un plataformas

Empezamos hablando de los juegos de mesa, que cumplen a la perfección con el cometido de esta gamejam: crear un espacio de paz dentro del período vacacional para que los jugadores puedan abstraerse en mundos exóticos y sentirse exploradores de ficciones previamente imaginadas por compositores musicales. Si pensamos en el verano como momento, también, de conexión con nuestros semejantes, los juegos de mesa se convierten en una original y acertada respuesta a los laxos requisitos de la #JAMCanciones. Así, por un lado tenemos Lions of the Sea de Xavier Carrascosa, un juego de cartas sobre piratas inspirado en una canción con la que comparte nombre y que firma el grupo Running Wild. El segundo juego de mesa, Kala, ha sido creado por Johan Paz, autor que inspirado en la canción Värttinä, de Meri, ha configurado un tablero con cartas en el que cada jugador toma el rol de una familia nórdica que pretende hacerse con el control del mar.

Si en vez de sentarte alrededor de una mesa prefieres machacar el teclado buscando el comando adecuado, la sección de ficciones interactivas nos deja tres interesantes propuestas; el grupo escandinavo Hedningarna consiguió inspirar, sin saberlo, a los organizadores de #JAMCanciones: su juego está basado en Tuuli, una canción que narra un extraño ritual que una bruja adolescente debe llevar a cabo para salvar a su pueblo de una invasión bárbara. Por su parte ivsaez ha tirado de música patria y ha desarrollado un juego de texto basado en la historia que se cuenta en Llamando a la Tierra, la versión que M-Clan hizo del tema Serenade, de Steve Miller Band. El desarrollador baltasarq también ha optado por una ficción interactiva, en este caso inspirada por la canción Nómadas de Franco Battiato; de ella toma prestado el nombre y extrapola su mensaje a la exploración colonial del siglo XVI.

La Vuelta al Mundo, de Calle 13, convertida en un plataformas. | NARQVI

La Vuelta al Mundo, de Calle 13, convertida en un plataformas. | NARQVI

El último videojuego se llama La Vuelta al Mundo y ha sido creado por NARQVI, un autor que se ha inspirado en una de las mejores canciones de Calle 13 a mi parecer; el tema homónimo nos pone en la piel de un señor que abandona su rutinaria vida para emprender un viaje alrededor del mundo, por lo que evidentemente recoge a la perfección el leitmotiv de esta jam. Cada nivel de este pequeño juego nos lleva a un escenario idílico que representa una parte de la Tierra, desde un ardiente bosque hasta las dunas de un desierto bañadas por la titilante luz de las estrellas, todo ello dibujado con un estilo preciosista que acaba siendo lo mejor de esta pequeña obra.

Como podéis ver, la cosecha de la #JAMCanciones no ha sido abundante en cantidad, pero sí en calidad. Con una premisa tan original como la que plantearon los organizadores de la jam, los juegos no podían quedarse atrás y han acabado cumpliendo con las expectativas. Todo aquel que quiera puede disfrutarlos desde este preciso instante, con la tranquilidad y la calma que provee el verano.

Comments
To Top