Noticias

8 Vignettes From The Tech Industry es un alegato contra el manifiesto de Google

Las oficinas | The Sillicon Valley Guide

Se trata de un pequeño título en el que se nos narran algunas de las experiencias sexistas que la autora del mismo ha sufrido en su trabajo.

Pongámonos en situación. Estos días, Google está en boca de todo el mundo debido a que en su seno se han destapado algunas de las problemáticas que todavía reptan con fuerza en el interior de las compañías de Silicon Valley en particular, y del sector tecnológico en general. Básicamente, un ingeniero de la empresa llamado James Damore elaboró y difundió de forma interna entre los demás empleados un manifiesto anti-diversidad, hecho público gracias a una filtración a través de Gizmodo. En él se esgrimía un ideario sexista propio de la Alt-Right, la nueva extrema derecha norteamericana. Entre las muchas burradas que se pueden leer ahí, destaca la de que las mujeres tendían a trabajar menos en oficios de tecnología debido a “causas biológicas”.

“Empecé a evitarle después de eso” | Elizabeth Sampat

La diseñadora de videojuegos Elizabeth Sampat ha respondido al manifiesto haciendo justamente eso, diseñando un juego. Se titula 8 Vignettes From The Tech Industry, disponible de forma gratuita en itch.io (aunque se puede donar para contribuir a la causa), y viene a ser una obra hecha enteramente en texto en la que ella misma nos relata varias situaciones que ha vivido por su condición de mujer que trabaja en el sector tecnológico. Al mismo tiempo, contrapone cada anécdota a distintas citas extraídas del texto de Damore, en señal de protesta hacia este. Un juego sencillo y breve pero extremadamente claro en su cometido, que es intentar concienciar de la gravedad de la situación y la misoginia que acecha en un cierto sector gobernado por la endogamia reaccionaria de los señores.

En pocos días, esto ha dejado de ser un problema sólo de Google para convertirse en un debate a escala general. La compañía despidió a Damore, así que este ha tomado medidas legales contra ella, con su figura adquiriendo ya el estatus de mártir para la ya mencionada Alt-Right. Alguna que otra personalidad del mundo de los videojuegos se ha posicionado al respecto, como es el caso de Jonathan Blow, creador de Braid The Witness que antes de ayer argumentaba en varios tweets unas ideas muy similares a las expresadas por Damore, llevándolas de nuevo hacia esa falacia que es el determinismo biológico como causante de la brecha de género. En 8 Vignettes From The Tech Industry, Elizabeth Sampat nos explica que esas diferencias son exclusivamente sociales, y sus consecuencias mucho más graves que meras estadísticas.

De nuevo, un ejemplo más de cómo los videojuegos son también un vehículo para comunicar ideas, comentar, reivindicar y protestar contra la actualidad; especialmente los de itch.io, que se ha erigido como el baluarte principal de esta clase de obras. El relato de Sampat es vital para empatizar con las mujeres y entender mejor todo este asunto. 

Comments
To Top