Wendigos y metacrítica, lo Indie nunca ha sido tan indie. | Bardo Creations
Críticas

Baobabs Mausoleum: cuando metacrítica y unicornios toman el control

Wendigos y metacrítica, lo Indie nunca ha sido tan indie. | Bardo Creations

Baobabs Mausoleum: una experiencia surrealista y maravillosa que te deja con cara de tonto y ganas de más… si primas la historia sobre el gameplay.

Baobabs Mausoleum es el nuevo trabajo de Celery Emblem, un estudio ‘one army men’ compuesto por Jacob Jazz y afincado en Madrid. Jacob no es ningún novato en esto de los videojuegos, ya trabajó en Mutant Meat City y Ginger: Beyond the Crystal, pero esta es su primera aventura (seria) totalmente en solitario y eso se nota un poco. Con todo y con eso estamos ante el juego ganador del Zerouno Speed Press, donde competía con juegos como The Great Whale Road, así que hay nivel.

Así empezamos nuestra aventura, tal cual. ¿Intrigante, no? | Equilateral.

Así empezamos nuestra aventura, tal cual. ¿Intrigante, no? | Equilateral.

Baobabs Mausoleum es una aventura gráfica point and clik… pero también es un Mirror’s Edge y un Zelda. Es Rick y Morty mezclado con Dirk Gently, mezclado con Lovecraft, mezclado con Willow Creek, mezclado con… y así hasta el infinito. Básicamente este primer episodio de las aventuras de Watracio Walpulgis es lo que ya estaréis pensando: una locura, algo a mitad de camino entre la confusión y la pesadilla.

La historia de Baobabs Mausoleum empieza de una manera tan confusa como interesante: eres Watracio Walpurgis, una berenjena-vampiro (¿?) agente del FBI que de camino a sus oficinas se encuentra con un bicho extraño y choca contra un árbol. El coche voló, él voló de él, y todo se fue a la puta. Cuando Watracio se despierta se encuentra a las afueras de Flamingo’s Creek, un pueblo que aparece solo cada 25 años y que está formado del material en el que se construyen las pesadillas. Sin teléfono, sin nadie dispuesto a ayudarlo y con la noche a punto de llegar Watracio tendrá que vérselas con las adversidades para poder salir de allí de una pieza.

Sí, en nuestra aventura nos cruzaremos también con extraterrestres de intenciones dudosas... todo correcto. | Equilateral.

Sí, en nuestra aventura nos cruzaremos también con extraterrestres de intenciones dudosas… todo correcto. | Equilateral.

Uno de los puntos fuertes del juego es la sensación constante de no saber qué está pasando, de una cierta confusión como hilo conductor, que siempre te deja intrigado y con ganas de más. Hay alinígenas que buscan a una chica con caperuza roja, monstruos que salen de noche a devorar ovnis, un mal antediluviano, cultistas, flamencos dorados… y siempre está la pregunta en el aire: ¿quién es el habitante número 64 de Flamingo’s Creek?

Este primer capítulo nos introduce la historia básica, lo que va a ser el hilo conductor de la saga y algunas de sus mecánicas. Es una introducción bastante certera a un mundo extraño y lleno de huecos, porque consigue darnos a entender lo que va a ser el espíritu de la saga: una mezcla de ese surrealismo tan Bob Esponja con el terror cósmico de Lovecraft. Si te gustan las historias extrañas e intrigantes este juego es para tí y creeme que lo disfrutarás.

Todavía no he descubierto qué quiere de mi ese bicharraco, pero sospecho que nada bueno. | Equilateral

Todavía no he descubierto qué quiere de mi ese bicharraco, pero sospecho que nada bueno. PD: Sí, FPS con un cigarro. | Equilateral

Por otra parte uno de los aspectos principales de esta aventura imposible es la crítica al medio, hasta tal punto que desligar la metacrítica de la historia es imposible. El juego se divide en tres etapas clave: point and clik, donde nos desenvolveremos en algo parecido a un To the moon, FPS, donde tendremos que aplicar la visión propia de los Mirror’s Edge, y la última parte donde básicamente estaremos en una mazmorra de cualquier Zelda. Cada parte termina con algún tipo de “asesinato” y nos muestra cuales serían los “defectos” de esos géneros en la vida real, una crítica muy sutil que sin embargo hilvana toda la historia. Hay incluso guiños a Final Fantasy, para que os hagáis una idea.

Cuando llevas un rato jugando, no obstante, te queda claro que en la búsqueda de esa crítica y de ese sentimiento de confusión que nos llevan por la historia se han dejado atrás otras cosas. Yo soy un jugador que carga gran parte de su diversión en la historia, el gameplay (sin desmerecerlo en absoluto) para mí es secundario. Con todo y con eso, sé distinguir cuando un juego carga sus tintas en la experiencia jugable, dándonos armas y cosas chulas para desenvolvernos, opciones y estilos para poder jugar a nuestro aire, y cuando las carga en la narrativa.

Baobabs Mausoleum es de estos últimos, y el gameplay ha quedado poco pulido en consecuencia. Nuestro personaje tiene realmente poco que hacer, al menos en este primer episodio: andar por los escenarios point and clik suele ser conseguir el objeto X para dárselo al NPC Y, pasar a la siguiente pantalla y repetir. En realidad esto no es especialmente malo en si mismo, podríamos estar hablando de un walking simulator y no pasaría nada, pero hay un bosquejo de algo más allá de eso que no se llega a ver cumplido. Algunos fallitos, por otra parte, acaban de empañar nuestra experiencia como jugador.

¡Gallinaves Espaciales! Claro, era justo lo que le faltaba al juego. | Equilateral

¡Gallinaves Espaciales! Claro, era justo lo que le faltaba al juego. | Equilateral

Lo cierto es que Watracio se mueve desesperantemente lento cuando lo vemos en vista isométrica, lo cual retrasa la exploración, y no puede pasar rápidamente los textos, lo cual la retrasa aún más. Esta sensación de que no te están dejando ir todo lo rápido que sabes es un poco coñazo a la larga, y se solucionaría fácilmente con un botón de correr. Por otra parte en la zona FPS te encuentras con una parte de plataformas en la que el momemtum es incalculable, teniendo que hacer virguerías con el teclado o cambiar a mando para poder pasarla. En general son tonterías, yo diría que fallos de testeo, pero la verdad es que sin ellos estaríamos hablando de otro juego.

La buena noticia es que Jacob ya está al corriente de todo esto y piensa solucionarlo en breve, probablemente antes de que salga el próximo capítulo. Porque no podemos olvidar que este es el primero de una saga de 3, por cierto, y el segundo promete darle volumen al boceto que ya se ha iniciado con este: mecánicas nuevas (día y noche) y mejor jugabilidad, historia delirante y más monstruos que salen por la noche a devorar ovnis… Promete la cosa. Si te gustan las historias curiosas, la intriga y lo absurdo entonces estás ante el prometedor comienzo de un juego al que echarle el ojo, sin embargo si lo tuyo es la jugabilidad y los juegos trepidantes mejor pasa página.

Baobabs Mausoleum: cuando metacrítica y unicornios toman el control
Comments
To Top