Noticias

The Chinese Room se va a tomar un merecido descanso

Logo de The Chinese Room. | Equilateral
Logo de The Chinese Room. | Equilateral

Los creadores de Dear Esther van a dejar de crear videojuegos durante un tiempo. Quieren descansar para volver con energías renovadas.

The Chinese Room, estudio del que han salido joyas como Dear Esther o Everybody’s Gone to the Rapture, ha anunciado sus componentes van a tomarse un descanso debido al estrés que supone el proceso constante de desarrollo y producción de videojuegos.

Dan Pinchbeck, director creativo y co-fundador del estudio, ha sido el encargado de dar la mala noticia a través de un comunicado oficial en el blog de The Chinese Room. Las razones que da para explicar la necesidad de este parón son, básicamente, que tanto él como el resto del equipo necesitan descansar para volver en el futuro con las pilas cargadas y con un enfoque del desarrollo más centrado en el apartado artístico.

Y es que tanto Dan Pinchbeck como Jessica Curry se definen a sí mismos como “artistas” que quieren crear videojuegos de forma creativa pero que se han visto inmersos en una maraña de trámites y responsabilidades heredadas de haberse convertido en los directores de un estudio de éxito.

Dan Pinchbeck y Jessica Curry. | Equilateral

Dan Pinchbeck y Jessica Curry. | Equilateral

Dicen que la producción no es para ellos, que es un trabajo que no disfrutan haciendo y que necesitan irse para reconectar con la faceta de los videojuegos que ellos aman. Lógico. A todo esto hay que sumarle que Dan Pinchbeck tuvo problemas de salud que, sin ser del todo graves, han acabado por hacerle darse cuenta de lo que realmente quería.

El futuro del estudio es difuso, pero personalmente confío en que este descanso les vendrá bien para que cuando vuelvan traigan consigo algún que otro proyecto de esos que marcan la diferencia. En el comunicado, Dan explica que tanto él como Jessica seguirán trabajando en Total Dark, un juego que hasta ahora se encontraba en fase de desarrollo y cuya esencia abordarán ahora de una manera mucho más relajada y creativa, mientras el resto del estudio descansa y sin sentirse agobiados por el ritmo de producción.

Comments
To Top