Last Day of June: entre lo lúdico y lo sentimental. | Ovosonico
Críticas

Last Day of June: entre lo lúdico y lo sentimental

Last Day of June: entre lo lúdico y lo sentimental. | Ovosonico

Por mucho que nos pese, perder algo o a alguien forma parte de un ciclo fundamental y absoluto a todos nosotros: la vida. Las personas vienen y van, nos relacionamos y construimos nuestros espacios alrededor de interacciones con otras personas a sabiendas de que pueden desaparecer en cualquier momento. ¿Por qué lo hacemos? Quién sabe, es posible que esté en nuestra naturaleza.

Last Day of June viene a tratar el tema de las pérdidas y el luto poniéndonos en la piel de Carl, un hombre cuya vida fue destruida por un accidente. En este, el amor de su vida, June, pereció, mientras que él se vio confinado a una silla de ruedas y a una vida sin ella. Lejos de aceptar que nunca más volverá a verla, nuestro protagonista encuentra la manera de intentar salvarla. En su garaje hallará lienzos sin terminar, los cuales —tras completarlos en pequeñas secciones de introspección— lo llevarán a poder alterar los sucesos del fatídico día.

¿Que cómo? Estos cuadros mágicos harán que Carl pueda controlar a las cuatro personas ajenas que tuvieron algo que ver con el accidente, además de con todas las posibilidades de que este sucediera. Como si de El Efecto Mariposa se tratase, su propósito será el de modificar la cadena de sucesos que llevó a esa colisión.

Last Day of June

Last Day of June usa la temperatura de sus colores para representar el estado de sus personajes. | Equilateral

Cuando vi el primer tráiler de Last Day of June, la idea de poder probarlo me entusiasmó. Estaba ante una historia de esas que me gustan. Una que parecía invitar a la reflexión sobre la muerte de un ser querido, que aparentaba apreciar la cercanía y lo introspectivo de un trauma por encima de todo y que buscaba conectar verdaderamente con el jugador. Lamentablemente, Last Day of June no es el título que yo me esperaba tras conocer su premisa.

A la hora de entrar en las vidas de estos personajes, nos encontramos con una presentación muy lúdica. Todo el elenco de Last Day of June comparte un mismo mapa, el pueblo en el cual residen, pero las peculiaridades de cada uno conseguirán que podamos ir desbloqueando nuevas zonas por las que movernos. Además de eso, encontraremos recuerdos de estas cuatro personas repartidos por nuestros alrededores. Estos profundizarán un poco en la historia de estas personas, y nos dejarán ver más ejemplos de la temática narrativa de la obra.

El problema viene cuando dicha presentación se interpone en el camino del tono que podría querer transmitir la premisa de la cual os hablaba al principio. El hecho de que los personajes tengan diferentes “habilidades” nos lleva a pensar en ellos como herramientas, no tanto como personas. Por otro lado, las memorias coleccionables pierden su potencia cuando nos damos cuenta de que tenemos que hacer grandes malabares para poder desbloquear estas zonas ocultas, llevándonos a un ciclo tedioso de rotación para poder conocer estas cuatro historias. Esto, además, pierde impacto si no conseguimos empatizar con ninguno de los protagonistas de estos sucesos, desviándonos todavía más de aquella historia cercana sobre la naturaleza humana que nos quiere ofrecer la obra.

Por si todo esto fuese poco, y como ya comentamos en el último podcast de la web, desde un principio conoces cuál va a ser el resultado de las acciones que desempeñes: el accidente sucederá porque de otra manera no habría razón para que existiera el juego. Cambiaremos lo que ocurra poco a poco, a sabiendas de que no va a servir de nada hasta que terminemos la progresión de cuadros que nos marca el título.

Estaría de acuerdo con esta presentación si Last Day of June se molestase en comentarla. Hablar sobre cómo utilizamos a las personas como herramientas para nuestros fines egoístas habría sido una temática muy interesante, pero, muy a mi pesar, el título solo da pie a apelar a nuestro lado sensible, sin hacer excesivos méritos para ello.

Last Day of June no se anima a valorar su propia narrativa por encima del control del jugador hasta casi llegado su propio desenlace, y es ahí cuando realmente brilla. Pese a que, personalmente, no esté de acuerdo con cómo se han tratado los hilos temáticos del título, la presentación y la cercanía salen a relucir cuando el título decide independizarse de nuestro control y tomar las riendas. Esto lo que denota es que un cambio de enfoque habría culminado en una obra muchísimo más efectiva en cuanto a su mensaje, de haberse atrevido Ovosonico a utilizar un ángulo más narrativo desde el principio.

Last Day of June

Los recuerdos que recojamos nos enseñarán el pasado de otros personajes, aunque esto caiga en saco roto. | Equilateral

En definitiva, Last Day of June es una idea maravillosa en su planteamiento elemental que no nos enseña su propia luz hasta sus momentos finales. Un título que se habría beneficiado de un enfoque mucho más personal, pero al que le pesa el no haberse atrevido a ser más personal y “menos mecánico”. Porque un videojuego no siempre necesita adornos o distracciones, sino tener el coraje de sentarse un momento y hablar con nosotros para crear una relación entre sus temas humanos y nuestras vivencias personales. Al fin y al cabo, está en nuestra naturaleza, ¿no?

Last Day of June: entre lo lúdico y lo sentimental
Comments
To Top