Shadow of the Mask. | Tetera y Kiwi
Críticas

Probamos la demo de Shadow of the Mask

Shadow of the Mask. | Tetera y Kiwi

Shadow of the Mask nos deja en medio de una distopía que ya en la demo goza de un lore extenso y particular, rompiendo con la tendencia de los ambientes retrofuturistas oscuros e imponiendo un mundo lleno de luminosidad y color.

No suele ser prudente juzgar un videojuego a partir de unos pocos minutos de juego, y mucho menos si es uno que se vertebra por completo sobre su historia. Aun así, la demo del aún en desarrollo Shadow of the Mask que nos presentan Tetera y Kiwi Games, nos trae una distopía interesante que plantea preguntas desde el minuto cero. Shadow of the Mask es un juego de aventuras point and click en 2D en el que vamos a interpretar el papel de Alanis, una detective de Ciudad Esmeralda que investiga un brutal asesinato que pondrá a todos en jaque. El videojuego en sí mezcla una historia llena de superhéroes, alienígenas y robots en decadencia a través de una visión innovadora que se desmarca de la típica narración a la que estamos acostumbrados en la que se nos presenta una dicotomía clara entre héroes y villanos, y lo más clásico de las aventuras point and click.

Alanis investigando | Tetera y Kiwi Games

Shadow of the Mask se desarrolla en un entorno muy concreto y nos sumergen en él a partir de la cinemática. Con un apartado gráfico que destaca enormemente por su marcado estilo —que recuerda a series de animación gamberras como Regular Show— se nos explican las bases sobre las que se asienta la sociedad en la que tiene lugar el juego. Una vez tenemos claro en qué tipo de lugar nos encontramos, estamos listos para empezar. Lo que en seguida llama la atención es el tutorial, muy explícito y sencillo: en unos pocos puntos resume de forma clara y concisa como funcionan las mecánicas. Así, el juego se presenta accesible tanto para aquellos más veteranos en la industria como para aquellos que nunca han tocado un ordenador.

Concept art de los personajes de Shadow of the Mask | Tetera y Kiwi Games

La historia es interesante desde el primer momento y el repertorio de personajes que vamos encontrando ya en el primer escenario suscitan el interés del jugador enseguida. Desde Alanis, la protagonista mal hablada y basta, hasta el grupo de niños que nos ignoran de forma casi ofensiva, el diseño de todos los personajes es impecable. El contraste entre el colorido entorno y la historia más bien perturbadoramente oscura resultan curiosos, rompiendo con la tendencia de hacer que las distopías sean algo visualmente sucio. Pero no todo es bueno, los diálogos que acompañan a la historia siguen pareciendo algo ortopédicos y forzadamente expositivo, algo que, tratándose de un trabajo en desarrollo, probablemente será corregido antes del lanzamiento de la obra.

Aunque este videojuego sea la ópera prima del estudio ya cuenta con la aprobación de Steam donde también vosotros podéis descargar y probar la demo. Además el equipo está formado en el mundo del cine, una base que se nota ya en la demo del juego dónde se nos introduce en el universo particular de Ciudad Esmeralda al más puro estilo peliculero. Este es un proyecto que requiere de una campaña de crowdfunding para seguir adelante y es por eso que el día 15 de octubre empezaron dicha campaña a través de Kickstarter dónde cualquiera al que le interese ayudar a hacer posible Shadow of the Mask puede contribuir hasta el 14 de noviembre.

Probamos la demo de Shadow of the Mask
Comments
To Top