Descubrimientos

Genesis Noir es como si el cosmos fuera una peli de cine negro

Sembrando las semillas de la vida | Feral Cat Den

Desarrollado por Feral Cat Den, el juego está a punto de finalizar su campaña de Kickstarter.

Como si mezclaras cereales con vino tinto, a veces las cosas más inesperadas llegan con la unión de otras que conoces de sobra. El resultado final es una ruleta rusa; ese primer ejemplo da bastante asco, pero Genesis Noir ha dado con una idea que, si bien en la cabeza de cualquiera sería una chaladura, en la de la gente de Feral Cat Den ha sabido encontrar ese punto que la hace única y atractiva, y no sólo por lo inverosímil de su combinación. Como su propio nombre indica, el tema va de jugar a ser dios con las fuerzas cósmicas que dieron pie a la creación del universo si estas tomaran la forma de clichés de una película noir. 

Crímenes, jazz, una femme fatale y muchos más ingredientes que se presentan como alegorías de dioses primigenios y abstracciones del funcionamiento de ese solemne orden al que toda la existencia pertenece. Nosotros controlamos a No Man, que debe detener el Big Bang para salvar a Miss Mass, la cantante de jazz que le ha robado el corazón. Su estilo visual es capaz de evocar la oscura elegancia de esta clase de cine al mismo tiempo que sus diseños de trazos minimalistas sobre fondo negro se convierten en el recurso perfecto para dar forma a multitud de elementos simbólicos y etéreos.

Las 5D | Feral Cat Den

Las 5D | Feral Cat Den

La metáfora es bastante obvia, pero muy atractiva. El Big Bang se manifiesta en el rastro creado por la bala que se dirige sin reparo hacia nuestra amada. La bala es el propio planeta Tierra y el protagonista podrá ver el disparo en slow motion para adentrarse en ese cosmos que se está creando y detenerlo como sea; esto es el selector de niveles. Así de primeras parece lanzar preguntas sobre qué papel jugamos en el universo o sobre si acaso la creación solo avanza porque genera destrucción. Sus temas son lo suficientemente jugosos como para que, si están bien llevados en el juego final, de para que nos pongamos metafísicos durante un buen rato.

En lo jugable, deambularemos por paisajes estelares en los que, al mismo tiempo que recabamos pistas para resolver puzles, se nos deja trastear con sistemas emergentes que nos permiten crear y expresarnos como el dios caminante del Big Bang que somos. Todo ello sin olvidar el clásico cigarrito, la gabardina, las calles poco alumbradas y los abarrotados clubes de jazz, donde incluso podremos improvisar alguna pieza. Se hace especial hincapié en que contará con multitud de pequeños detalles para que nosotros, como jugadores, nos deleitemos con las maravillas del cosmos al trastear con todos sus escenarios y elementos abstractos. Esta “experiencia tactil” suena mucho a lo que suele hacer Amanita con juegos como Botanicula, y de hecho en Feral Cat Den mencionan al estudio checo como uno de sus referentes en lo que a gameplay se refiere. ¿Quizás gracias a esa interacción nos demos cuenta de que debemos dejar que el Big Bang siga su curso y podremos elegir no pararlo?

Desde luego, expectación hay mucha, pero todavía habrá que esperar bastante. En el momento de redactar esta noticia, Genesis Noir se está adentrando en las últimas 48 horas de su campaña de Kickstarter. Tiempo en el que debe recaudar los casi dos mil euros que le quedan para alcanzar su meta de 32.316. En todos los sentidos, se encuentra al límite.

Comments
To Top