Noticias

Swery vuelve a la carga con otro crowdfunding para The Good Life

The Good Life | White Owls
The Good Life | White Owls

Al nuevo juego del creador de Deadly Premonition no le fue demasiado bien en su primer intento, así que el equipo ha hecho muchos cambios para que esta vez sea la buena.

Hidetaka Suehiro, cuyo alias en el mundo videojueguil es Swery65 (hay una especie de patrón de desarrolladores japoneses excéntricos que usan como seudónimo su apellido acompañado de un número; desgraciadamente, Kojima no está entre ellos), ha anunciado en Twitter que The Good Life volverá a probar suerte con la financiación colectiva el próximo 26 de marzo. Esta vez, la cosa irá por la ya más que habitual Kickstarter.

Allá por septiembre del año pasado os contábamos que este título iniciaba su campaña de crowdfunding en la plataforma Fig. Desgraciadamente, no consiguió alcanzar el objetivo deseado. Aunque recaudó una nada desdeñable cifra de 682.864 dólares, que a muchos desarrolladores noveles ya les gustaría soñar siquiera con un tercio de eso, se quedó muy lejos del millón y medio que pedían. Para Swery, aquello fue una bofetada de realidad de la que aprender, así que se retiró con su estudio White Owls para dilucidar durante meses cómo podrían reajustar tanto el juego como la campaña para que resultara exitoso.

Así se veía el juego en 2017. Que los gráficos no lo son todo y no hay que ser tan puntilloso, pero ese low-poly era un poquito feo. | White Owls

Que los gráficos no lo son todo y no hay que ser tan puntillosos, pero ese low-poly era un poquito feo. | White Owls

El desarrollador asegura que cometieron errores de principiantes, ya que no se prepararon mucho para la campaña y encima el juego se había filtrado. Cabe destacar que a pesar de ser unos primerizos, el juego recaudó unos números bastante altos en comparación a los que se suelen manejar en este tipo de financiación; es lo que tiene el tirón del nombre. Entre los nuevos y meticulosos cambios estarán los de:

“Construir poderosas alianzas”, que suponemos que hará referencia a tratos con compañías editoras y similares, una relación que cada día está menos enemistada con Kickstarter.

“Cambiar la cantidad de la meta inicial”, esperemos que a menos, de nuevo porque parece ser que ahora tendrán el apoyo de editoras, y especulamos que también harán uso de las stretch goals para que al menos lleguen a una cantidad mínima que confirme el lanzamiento del juego y ya los backers decidan si quieren más.

“Cambios en el contenido de las recompensas”, algo que para atraer a los backers también es indispensable cuidar.

“Mejorar el diseño del juego”, con lo que pensamos que se refieren a retocar el planteamiento inicial para hacerlo menos vago y más atractivo, aunque también es cierto que esto será una cosa interna, porque ni siquiera la última vez sabíamos bien cómo se iba a jugar, más allá de un par de comentarios generales.

“Mejorar el estilo gráfico”, presumiblemente para dar la sensación de que es de un perfil más alto. Aunque de la primera campaña solo tuvimos un par de teasers y la cosa luego podía ir por cualquier lado, quizás parecía que el juego era demasiado sencillo para pedir semejante cantidad de dinero. Esta relación entre calidad gráfica y presupuesto es un poco chapucera, pero cuando pides un millón y medio y solo muestras artworks y alguna captura cutrecilla, es difícil no andar con la duda.

“Enseñar material del juego”, y enlazamos con lo anterior, si lo que quieres es cautivar al público para que te apoye, qué menos que enseñarles exactamente en qué van a estar invirtiendo su dinero.

Los artworks, en cambio, molaban más. He aquí una referencia a Ophelia, de John Everett. | White Owls

Los artworks, en cambio, molaban más. He aquí una referencia a Ophelia, de John Everett. | White Owls

Con este nuevo plan, parece que ahora sí que van lo suficientemente preparados. Uno tiene que encariñarse con esa positividad y esa simpatía de Swery: “Muchos fans me hacían la misma pregunta por Twitter. ‘¿Has dejado de trabajar en el juego?’ ¡Tranquilos, nunca he dejado de trabajar en él!“. Esto ya está cogiendo la forma de un proyecto ambicioso y no da la sensación de que es algo que se sacaron de la manga a boleo para ver si colaba. Ya no sólo por lo que piden sino porque, incluso después de fracasar, no se han rendido.

The Good Life, por cierto, es un RPG ambientado en un pequeño pueblo de la campiña inglesa donde una fotógrafa va a investigar un asesinato y se encuentra con que, sorpresa, sus habitantes se transforman en gatos durante la noche. Los ingredientes suficientes (Twin Peaks y gatitos) para que, si todo sale bien, sea el Mejor Juego De La Historia.

Comments
To Top