Indiespaña

Así es Twine Doctors, un nuevo proyecto de ficción interactiva

Palabras que se entrelazan | Twine Doctors

Los escritores Diego Freire y Carlos Gómez Gurpegui conforman esta iniciativa que gira alrededor de Twine, una herramienta para crear historias escritas que se acoge a la interactividad como principal seña.

Más que videojuegos como tales, los responsables de Twine Doctors afirman que nos traen “ficciones interactivas”, que es algo que más o menos se podría definir como una mezcla entre estos y la expresión escrita de la literatura. En su Patreon lo explican tal que así: “La precisión literaria de relatar acontecimientos mezclada con la expresividad de las mecánicas de videojuegos. Eso es la ficción interactiva: historias que mutan ante tus ojos”.

Para ello, el medio escogido no podía ser otro que Twine, una herramienta abierta a todo el mundo que permite justo eso: escribir una historia y desarrollarla a través de ramificaciones que el jugador/lector escogerá durante su experiencia. No solo es gratis y fácil de utilizar, sino que además es tremendamente popular en plataformas como itch.io, donde muchos desarrolladores pueden hacer sus pinitos sin necesitar unas cantidades abusivas de recursos, amén de poder aprovechar las numerosas posibilidades creativas que vienen de eso, de la propia escritura y sus tejemanejes. 

En el caso de Twine Doctors la elección de esta herramienta viene sobre todo por la propia vocación de sus integrantes, que como ya hemos dicho, son escritores. Hablando con Carlos Gómez Gurpegui, autor también del libro El soñador de Providence que saldrá en pocos días bajo el sello de Héroes de Papel, nos contó que la idea fue gestándose cuando ambos fundadores empezaron a hablar y a poner en común relatos que ellos mismos habían escrito y enviado a certámenes literarios.

Así es más o menos el proceso de desarrollar un Twine. | Web oficial de Twine

Así es más o menos el proceso de desarrollar un Twine. | Web oficial de Twine

Todo eso ha acabado resultando en algo que les permite fusionar la escritura con el diseño de juegos. Con su Patreon no solo prometen publicar un Twine al mes desarrollado por ellos (cuyos temas pueden ser decididos por los mecenas), sino que también ofrecen otro tipo de contenido y servicios, como entrevistas en formato podcast (hace poco subieron una con Jordi de Paco, de Deconstructeam), debates con los seguidores, e incluso consultoría para aquellas personas que requieran una manita en temas de narrativa e historias.

Gurpegui nos dice que de esta forma se busca conectar más con la comunidad que, al fin y al cabo, es quien va a estar manteniendo y apoyando el proyecto; y lo de la consultoría es básicamente porque “si en España hay pocos guionistas/diseñadores narrativos porque los estudios no suelen tener en cuenta este perfil… quizás podemos echar una mano incluso sin ellos”. Es decir, asesorar a desarrolladoras en el caso de que estas no hayan contratado, por los motivos que sea, a alguien que se encargue de temas narrativos. Gurpegui compara este servicio a la labor del Script Doctor en el cine, cuyo oficio es el de revisar guiones a posteriori y sugerir cambios; de hecho el nombre de esta iniciativa viene justamente de ahí. “Creemos que hace falta poner en valor la figura del diseñador narrativo/guionista y este es nuestro granito de arena”, asegura el cofundador de Twine Doctors.

“Tienes que concebir y escribir diferente a como lo haces en un relato”

Si hay algún adjetivo que define a Twine como herramienta es el de “asequible”, ya que no hay que modelar ni animar, pero eso no significa que sacar una ficción como dios manda a través de este software sea fácil. Cuando le preguntamos a Gurpegui sobre lo que cuesta hacer un Twine nos dijo que “hay que planificar, estructurar y escribir, y el proceso de escribir es, además, el de diseñar porque al introducir el texto debes introducir el lenguaje de Twine”. Por lo tanto, no sólo estamos hablando del esfuerzo que conlleva todo lo relativo a plasmar y estructurar las ideas de tu mente en palabras, también hay que tener en cuenta la labor de diseño más propia de un videojuego, porque recordemos que se trata de ficciones interactivas. “Tienes que concebir y escribir diferente a como lo haces en un relato, depende de lo interactiva que sea tu historia”, asegura Gurpegui. “Este mes la de Diego, por ejemplo, es más ‘juego’ que la mía. Al fin y al cabo, además de la labor de escritura, toca también una labor de diseño”.

El proyecto acaba de empezar y están a tope con él. Si sois aficionados a la literatura, a los videojuegos, o a lo que viene siendo la creatividad en general y os gusta ver cómo las distintas parcelas del arte se retroalimentan entre sí dando lugar a nuevas obras interesantes, podéis apoyarles en Patreon y así estar al tanto de lo que hagan. También, y aquí ya ofrecemos nuestra propia visión, es una pequeña gran reivindicación de la importancia de las historias en los videojuegos, que la verdad es que nunca viene nada mal.

Comments
To Top