Descubrimientos

Ludum Dare 41: una pequeña selección

Ludum Dare 41: una pequeña selección. | Equilateral
Ludum Dare 41: una pequeña selección. | Equilateral

En una Ludum Dare se publican muchos juegos y cuesta no perderse, allá va una selección de cosas interesantes por si no apetece rebuscar.

Una nueva entrega de la Ludum Dare, ya van cuarenta y uno para ser exactos, y sigue siendo una de las mayores jams de videojuegos a nivel mundial. En ella hay que crear un juego en un fin de semana basado en un tema propuesto por la organización y en esta edición ha sido combinar dos géneros incompatibles, lo cual ha dado pie a la experimentación con la mezcla de mecánicas muy dispares. Dada la escala del evento, es difícil poder jugar a todo lo que se ha presentado, e incluso simplemente no ahogarse en un mar de nombres, pero para facilitar un poco la tarea de encontrar propuestas interesantes, aquí va una pequeña selección de juegos que hemos podido probar y a los que creemos que vale la pena echar un vistazo. Y si os gustan, siempre les podéis dar apoyo con vuestros votos o buscar más en la web del evento.

TETRA TOWER

Tetra Tower

Un mago tiene que proteger su torre y para ello recurre a la invocación de Tetrominos, lo que convierte el juego en una combinación de Tetris con Tower Defense en la que hay que aplastar con las piezas a los enemigos que se acercan. Las piezas se pueden mover directamente sobre sus cabezas, servir como muros para retrasar su avance o utilizarse para preparar pisos les que caerán encima en cuanto rompan la planta inferior.  Planificar mal los niveles superiores implica que las criaturas avancen sin parar hasta la torre, por lo que para corregirlo por arriba hay que limpiar los pisos a base de hacer líneas como en Tetris mientras intentamos pararles por abajo y, encima, hay que gestionar dos tableros distintos de juego. Es tan adorable en lo visual como agobiante en lo jugable.

Portaboy

Portaboy

Una consola llena de microjuegos al estilo Wario Ware que combinan diferentes géneros, con cosas como pescar peces a puñetazos o guerreros de RPG corriendo en coches. Con esto ya bastaría para seguir el tema de esta edición y tener un juego entretenido, pero… ¿y esa escopeta? ¿Por qué el fondo se ha vuelto negro? Es mejor que lo probéis por vuestra cuenta.

Crane Quandary

Crane Quandary

Hay mezclas que nunca te esperas que existan y encima resulta que funcionan muy bien. Aquí tenemos un juego de plataformas que nos hace saltar para conseguir monedas, las cuales nos permiten jugar con la clásica máquina de gancho para poder mover elementos del escenario y así llegar hasta los diferentes peluches. La verdad, es un juego pequeño que ha salido redondo.

YOU LEFT ME

YOU LEFT ME.

Una visual novel en la que la protagonista despierta sin memoria en un lugar en el que solo está su cama, la nevera y un gato de un solo ojo. Una historia sobre el dolor de la pérdida que visualmente es espectacular, las ilustraciones son las grandes responsables del aire misterioso de la novela junto el sonido, e incluso tiene cinco finales diferentes (lo único es que no acaba de quedar clara la relación con el tema de la jam, pero aun así merece la pena probarlo).

Birkanoid

Birkanoid

¿Y si Arkanoid se jugara a base de utilizar cartas? Una bola que rebota por un escenario lleno de bloques y en la parte inferior un mazo del que salen cartas que sirven para controlarla, con comandos como “Rebotar al noroeste”, “Rebotar al este”, “Activar escudo” o “Apuntar”. Para permitir elegir cartas, el tiempo se ralentiza la mayoría de veces, lo cual acaba siendo algo molesto así que de cara a una versión mejorada tal vez iría mejor que no se ralentice tanto (y es que tiene potencial para ser algo mayor), pero de todos modos sigue siendo una muestra de que todavía se puede crear algo nuevo e ingenioso partiendo de clásicos.

Ace Golf: Blade Brawlers

Ace Golf: Blade Brawlers

Partidos de golf en los que cada equipo debe defender un hoyo y tratar de meter la bola en el del rival, al estilo del fútbol. Con solo una bola en el campo, hay que zurrar al equipo rival para paralizarlos y tener libertad para apuntar al hoyo o permitir que nuestros compañeros tengan la oportunidad de hacerlo (porque recordemos que el golf es un deporte que requiere calma y tranquilidad, todo lo contrario al fútbol). La idea funciona y es algo que se nota puede hacerse todavía más grande.

Witchbeat

Witchbeat

Una bruja debe bajar a poner orden en sus almacenes y para ello recurre a la magia del ritmo. Combina exploración de mazmorra al estilo Zelda (pelear con monstruos, coger llaves, activar interruptores…) con algo de juegos de ritmo, puesto que para lanzar los hechizos hay que seguir el ritmo adecuado. Cuesta hacerse un poco al timing del hechizo, en la propia página del juego se comenta que deben mejorarlo, pero de todos modos les ha salido bien la cosa.

Pinball Gardener

Pinball Gardener

Una máquina de pinball que al golpear objetos nos da dinero con el que comprar recursos para cultivar en nuestro huerto y, a su vez, conseguir más dinero para comprar más recursos o bolas que nos permitan seguir la partida. Aunque ahora sea poca cosa, esta es la clase de idea que me gustaría ver ampliada con muchas más opciones de cultivo y una relación más fuerte entre sus dos partes.

Shuffle Knight

Shuffle Knight

Un juego de plataformas en el que hay que romper una serie de cristales, con la peculiaridad de que tenemos un mazo con cartas que nos permiten cambiar las plataformas de las salas en las que no está el cristal. Durante el tiempo que dura entretiene y es una forma curiosa de entender los niveles de plataformas, la única pega es que la aleatoriedad de las cartas a veces crea situaciones en las que debemos usarlas por usar hasta que nos salga la que permite avanzar.

Teeny Tailors

Teeny Tailors

 Siempre me han gustado los juegos de vestir a personajes, dedicarme a probar ropas y peinados diferentes o recrear personajes conocidos, así que no me esperaba ver uno de estos combinado con un RPG. Controlamos a los tres ratones de Cenicienta que con sus ataques pueden crear las diferentes partes del vestido, permitiendo varias opciones de estilo incluso. Ahora bien, el gato está molestando por lo que hay que alternar entre gastar energía en vestir a Cenicienta y distraerlo.

Carpenter’s Tale

Carpenter's Tale

Una combinación de plataformas y aventura de texto en la que ayudamos a chica no puede ver y que depende de nosotros para avanzar por el mapa. Al estilo de las viejas aventuras, se moverá por el escenario en función de los comandos que le escribamos (“move right”, “open” , “jump”…) con la particularidad de que es un juego de plataformas, así que hay que ser muy ágiles tecleando o todo esto acabará en fracaso.

Wordelicius

Wordelicius

Un local en el que los clientes piden palabras y hay que cocinar, o más bien escribir, alguna que cumpla las condiciones (como que contenga ciertas letras o que no las lleven porque el cliente es alérgico a ellas) y, según lo bien que se haga, pagarán más o menos por ello. Es una idea simple, pero efectiva, que nos hace pensar en las letras como ingredientes de un plato y que siempre va bien ver los límites de nuestro vocabulario.

Wordslide

Wordslide

Seguimos con la práctica del inglés y esta vez tenemos un juego que combina los monopatines y  juegos de crear palabras al estilo Scrabble. El parque, muy atractivo visualmente, está lleno de letras que recoger con las que formar las palabras y, como en Scrabble, si son muy largas y contienen ciertas letras puntúan más. Para agilizar todo un poco más, de modo que se mantenga el espíritu de combo de los juegos de skate, encadenar muchas palabras rápidamente implica multiplicar gradualmente la valoración de las siguientes.

Modern art critic hero

Modern art critic hero

Una combinación de “walking simulator” con juegos de ritmo, de ahí el “Hero” del título. Un paseo por un galería de arte moderno en la que apreciar las obras, pero, como la observación del arte es algo activo, hay que seguir el ritmo de las teclas que caen mientras suenan comentarios como “Post modern”. Como nota: las últimas obras de arte cambian el orden de las teclas y no se corresponden con la disposición del telcado,  por lo que acaba siendo complicado.

Oni Hunter

Oni Hunter

Una torre llena de guardas y una katana para acabar con ellos en usando solo cinco golpes en un mismo salto por nivel. Una mezcla de juego de sigilo y puzzle en la que hay que conseguir trazar rutas para usar el número de golpes indicados sin que los enemigos nos detecten. Con muy poco logra construir algo efectivo y al final eso es para lo que venimos a esta clase de eventos.

Comments
To Top