Noticias

Valve es ahora propietaria de Campo Santo, el estudio tras Firewatch

El ocaso | Campo Santo
El ocaso | Campo Santo

La desarrolladora asegura que seguirá dedicándose a crear videojuegos.

El gigante que mueve los hilos de Steam, la plataforma de juegos en PC más grande que existe, cuenta con nuevos talentos entre su haber. La gente de Campo Santo, conocidos por su extraordinario debut con Firewatch, acaban de anunciar en un post de su blog oficial que se han unido a la compañía de Gabe Newell.

Quizás la aclaración más necesaria aquí, y de la que por supuesto no se han olvidado en Campo Santo, es que seguirán desarrollando videojuegos. Es normal que el estudio se haya visto obligado a explicar esto, dado que los comentarios de que Valve ya no se dedica a producir títulos penden siempre sobre el nombre de la compañía; especialmente cuando se habla de cierta tercera entrega. Por eso, probablemente todo el mundo tenía en mente esa sospecha de que iban a tener a Campo Santo en una especie de soporte vital asistido, succionando su talento creativo sin dejarles aprovecharlo.

Los creadores de Firewatch no tardan en desmentir eso. Seguirán desarrollando la nueva obra que anunciaron en los Game Awards del año pasado, In the Valley of Gods. El cual, como ellos mismos dicen, ahora será un juego de Valve. También continuarán dando soporte a Firewatch, así como actualizando su blog oficial y otros menesteres. “Lo primero de todo, nos gusta mucho hacer videojuegos. Además, y tal vez más acertado, nos gusta crear y producir entretenimiento”. 

In the Valley of Gods, lo nuevo del estudio. | Campo Santo

In the Valley of Gods, lo nuevo del estudio. | Campo Santo

El motivo que dan para justificar esta unión es el típico que sirve para llamar a la calma disimuladamente y no arquear ninguna ceja: “En Valve encontramos un grupo de personas que, de corazón, se sienten igual [que nosotros] sobre el trabajo que hacen. (…) En nosotros, ellos han encontrado un grupo con una experiencia única y valiosa, y perspectivas diversas. Fue un emparejamiento rápido“. Desarrollando más, al parecer todo esto fue fruto de una serie de largas conversaciones entre los miembros del estudio y la gente de Valve. Gracias a esas charlas se dieron cuenta de que con el bueno de Gabe podrían alcanzar cosas que antes eran impensables, así que cuando les pidieron que se fueran con ellos, respondieron que sí. 

Mucho se está especulando ya con que esto podría ser una señal de que Valve vuelve a desarrollar videojuegos activamente. O al menos producir. La firma siempre se ha caracterizado por tener ese aire de cazatalentosPortal, por ejemplo, surgió porque ficharon a unos estudiantes que tenían un proyecto interesante entre manos. Tal vez este sea un paso adelante para alcanzar un estado en el que puedan dedicarse en cuerpo y alma a su plataforma digital al tiempo que dejan que sus estudios internos hagan su magia. De momento, solo podemos asegurar que Campo Santo de indie ya tiene poco. Aunque sigan teniendo libertad creativa, están bajo el paraguas de la compañía que dirige ni más ni menos que Steam, como ya hemos dicho.

Comments
To Top