Semblance, un plataformas muy blandito. | Equilateral
Críticas

Semblance, un plataformas muy blandito

Blandiblú. | Nyamakop

Semblance es un plataformas en dos dimensiones muy fresquito y original que viene como anillo al dedo para estas soporíferas tardes de verano.

La relación del jugador y su avatar con el escenario es algo muy importante en una gran cantidad de títulos, tal es el punto que la deformación de este se ha convertido en una mecánica más. No Man’s Sky, Los Sims, Fracture, Minecraft, Worms… Esta mecánica, en mayor o menor medida, se ha explorado a través de muchos géneros y con enfoques muy interesantes. Por supuesto, en el estudio sudafricano Nyamakop no iban a ser menos. Semblance se presenta como un plataformas en dos dimensiones en el que deformar el terreno es tan importante como saltar.

Todo es redondo, blandito y morado. | Nyamakop

Es en la práctica funciona mejor de lo que suena. El control amplía la concepción más básica de los plataformas 2D movimiento lateral y salto con una embestida (vertical u horizontal) que nos servirá tanto para alterar el escenario, como para desplazarnos y evitar obstáculos. Para dar más juego y no ser tedioso, a esto se le suma el poder devolver todo a su sitio original con un botón. Sobre esta base, Semblance construye un mundo morado y verde dividido por niveles que, con una excepción muy concreta, podemos completar en el orden que queramos. Siempre que sepamos cómo acceder a ellos. Porque su estructura está centrada en una enseñanza y progresión constante, y la creatividad con la que se implementan los nuevos obstáculos y reglas refuerza esto aún más.

En las reglas que añade según avanzamos es donde está el punto fuerte del título de Nyamakop. Los niveles, fragmentados en pequeños puzles, están diseñados para que se observen con perspectiva y siempre se tenga en cuenta el verbo dominante: deformar. Porque, aunque parezca algo obvio, al principio puede ser difícil asimilar esta nueva forma de comprender el espacio. Y aquí es donde el diseño de niveles toma cartas. Enfocándose en nuestro aprendizaje y en que nos familiaricemos con esta mecánica pero sin entorpecer nuestro avance ni un poco, consigue que en muy poco tiempo estemos dentro del juego para poder añadir nuevas reglas a la fórmula sin marearnos.

La cosa se complica, pero sin pasarse. | Nyamakop

Reglas como láseres o zonas donde no se puede modificar el escenario son lo que consiguen dar un toque fresco y divertido al título. Sin complicar de más las cosas, los puzles terminan siendo ingeniosos aunque algunos puedan llegar a pecar de simples. Lo que más se termina echando en falta es un último nivel que sepa aunar de mejor forma todo lo enseñado, porque la recta final aún sin ser decepcionante deja una pequeña sensación de insatisfacción.

Semblance no es ni quiere ser difícil, todo lo contario. Nyamakop ofrece una experiencia corta pero bien contenida, refrescante y muy blandita (con secretos que la pueden alargar un poco) que apela a todos los públicos. Una buena idea bien ejecutada que llega en muy buen momento.

Semblance, un plataformas muy blandito
Comments
To Top