Crítica de Book of Demons. | Equilateral
Críticas

R2G y Book of Demons, nuevas apuestas por lo viejo

Book of Demons y R2G son dos obras, una a corto y otra a largo plazo, que apuestan por crear un nuevo espacio en los videojuegos… Y lo han conseguido.

Thing Trunk es un pequeño equipo polaco que comenzó su andadura hará seis años, cuando sus tres miembros decidieron dejar sus respectivos trabajos en la industria de los triples A para dedicarse totalmente a su sueño: el proyecto Return to Games (R2G por sus siglas). La idea es, y cito textualmente, “volver a los orígenes de los juegos, abogar por jugadores de un tier intermedio y devolverles ese espacio de que les ofrecían los juegos clásicos”. Book of Demonsla primera entrega de este proyecto, ha salido recientemente del early access; es un hack’n slash de corte retro y controles asequibles… con una profundidad sorprendente.

Este pequeño y bucólico pueblecito es nuestro campamento base, tiene sorpresas... | Equilateral

Este pequeño y bucólico pueblecito es nuestro campamento base, tiene sorpresas… | Equilateral

Lo primero que llama la atención del proyecto R2G es su estética: iniciamos en una especie de biblioteca mágica, donde los papiromantes han encerrado el conocimiento de esta tierra en libros encantados. Book of Demons, el primer libro al que tenemos acceso, se encuentra en un atril sobre el que clicamos, repentinamente se abre y comienza a enseñarnos preciosas ilustraciones y pop-ups de papel.

La historia se desarrolla así, sobre hojas de libro convertidas en escenarios y personajes. Papiroflexia y figuras rígidas mientras una preciosa voz de locutor nos desgrana la historia del libro de los demonios: un pueblo asediado por las fuerzas del mal, una antigua catedral convertida en el hogar de un terrible enemigo, y la oscuridad que se cierne sobre todos nosotros. Nos sentamos a disfrutar de ese precioso alarde de originalidad gráfica; y repentinamente estamos jugando. Somos papel, nosotros, los enemigos y el mundo, todo es papiroflexia de colores.

Estos amables zombies venenosos que vienen en tropel seguro que me quieren contar cosas bonitas. | Equilateral

Estos amables zombies venenosos que vienen en tropel seguro que me quieren contar cosas bonitas. | Equilateral

Book of Demons nos sumerge rápido en la acción: estamos ante un juego de eliminar oleadas de monstruos dentro de una mazmorra (un hack’n slash de toda la vida) con la particularidad de que nuestros ataques, pasivas y objetos vienen determinados por una mano de cartas que vamos personalizando durante el juego. Subir de nivel nos garantiza un punto de vida extra o de maná -al menos con el personaje inicial- y creedme que vais a necesitarlos ambos. La dificultad del juego es moderada, pero nunca te sientes 100% cómodo, siempre cabe la posibilidad de morir a manos de los engendros de la mazmorra.

Y es que, tal y como ya advierten sus creadores, el proyecto R2G está intencionadamente “a dos aguas”. La experiencia hardcore está ahí: el leveo, mejorar los mazos, las cartas, combinar las pasivas del modo idóneo… El juego te permite personalizar la experiencia todo lo que quieras y más. Pero al lado de esa experiencia hardcore, junto a toda la profundidad que te permite el juego, se encuentran una serie de herramientas pensadas precisamente para que elijas cuanto te quieres comprometer con ella.

El sistema de mejora de cartas es simple, pero ofrece mucha profundidad si uno se entretiene en buscarla. | Equilateral

El sistema de mejora de cartas es simple, pero ofrece mucha profundidad si uno se entretiene en buscarla. | Equilateral

Book of Demons es un primer boceto de todo lo que está por venir, pero es un boceto muy prometedor. Algunas de sus mecánicas más llamativas son su medidor de sesiones, para que puedas adaptar el tiempo de juego al tiempo que tienes disponible, y su sistema de TCG con subida de niveles muy curioso a la vez que simple.

El combate en Book of Demons es una delicia de simplicidad, sin más: los enemigos tienen una serie de corazones, que son sus puntos de vida, y clicando sobre ellos esos corazones se van vaciando hasta que mueren. La cosa se complica cuando comienzas a darte cuenta de los rangos de los enemigos, de como estos pegan o no dependiendo de lo cerca que estén, cuando llegan los corazones “de colores” que introducen variables, los hechizos propios y los magos que castean durante un tiempo y más te vale cancelarles la habilidad antes de que la lancen. Es la materialización del fácil de aprender pero difícil de dominar.

Esto pasa cuando una cabra te da en toda la cocorota, más te vale "Cazar" esas estrellas rápido porque mientras estás así no puedes defenderte. | Equilateral

Esto pasa cuando una cabra te da en toda la cocorota, más te vale cazar esas estrellas rápido porque mientras estás así no puedes defenderte. | Equilateral

Me considero un jugador bastante hardcore, especialmente de los juegos de cartas, y es curioso porque hace mucho tiempo que un juego no me transmitía estas sensaciones. El juego es divertido más allá de la historia y más allá de su simpleza. Los combates cuentan con pequeños minijuegos, reflejos y táctica a partes iguales, la exploración es rápida y divertida, nunca deja de sorprenderte. Siempre te deja con ganas de más. Siempre es el tiempo justo para que quiera bajar otro piso de la mazmorra. Siempre es un poco menos de lo me gustaría.

Probablemente suene poco profesional, pero realmente considero que han conseguido algo único con el proyecto R2G. Yo nunca me fui de los videojuegos, así que realmente no he retornado a ellos, pero sí que considero que me han llevado a una sensación que no habían mantenido otros en mí. Una especie de redescubrimiento de algo antiguo. Quizás por eso cada capítulo del proyecto tiene forma de libro, quizás por eso todo tiene esa estética de papel: algo antiguo, la literatura, fusionado con algo nuevo, los videojuegos. La mezcla no creo que deje a nadie indiferente.

R2G y Book of Demons, nuevas apuestas por lo viejo
Comments
To Top