Crítica de Planet Alpha. | Equilateral
Críticas

Planet Alpha: hermosa y divertida odisea en el espacio

Crítica de Planet Alpha. | Equilateral

Planet Alpha es el primer videojuego de Planet Alpha ApS y el número 100 en el catálogo de Team 17, compañía que lo ha editado para Nintendo Switch, PS4, PC y Xbox One. Su propuesta es interesante, su diseño hermoso, pero su ejecución no termina de brillar.

Una vez compré un armario en Ikea, lo monté sin problemas y sigue siendo funcional, pero me sobraron algunas piezas seguramente por saltarme algún paso no muy importante. Por fuera todo está en su sitio, pero una vez colocas la ropa ves que se mueve alguna tabla y que debes tener cuidado donde colocas el peso. No he podido parar de pensar en esto jugando a Planet Alpha.

Planet Alpha no es un mal juego o un experimento fallido, pero una vez lo acabas no puedes dejar de pensar que es un batiburrillo de cosas que están muy bien con otras que no tanto. Su principal problema es que bebe del imprescindible Inside, un juego redondo, pulido, que no deja una idea o un concepto al azar, formando un todo que, teorías aparte, te deja un mal cuerpo y una sensación de plenitud al que pocos se le acercan. Tampoco llega a la altura del otro grande de Playdead, Limbo, donde copia los momentos de ensayo y error, que sin estar mal, no tienen ni la mitad del carisma de esas patitas de araña que atraviesan a un niño. Aún con todo, tampoco estamos ante una mala copia o algo que no merezca ser jugado.

El juego no solo es bonito, es realmente espectacular en algunos tramos. | Equilateral

El juego no solo es bonito, es realmente espectacular en algunos tramos. | Equilateral

Lo primero que llama la atención es que visualmente el juego no solo es bonito, es realmente espectacular en algunos tramos. Desde la luz en los ciclos día y noche (que son a voluntad nuestra) hasta la paleta de colores o efectos están muy conseguidos, todo además con una variedad de escenarios muy diferenciados durante todo el trayecto de la aventura. Este notable trabajo chirría un poco por decisiones cuestionables. Por ejemplo, hay animales extraterrestres directamente inacabados, sosos, con falta de chicha, detalles, polígonos… Algo que es más palpable si pasan al lado de un cielo y unas nubes increíblemente bien recreadas. Creo también que mi juicio se ve empañado por haberlo jugado en Switch, porque si bien mantiene el tipo, solo hace falta ver un par de vídeos en Youtube para saber que no se ve ni de coña tan bien como en las consolas de sobremesa o PC.

El diseño del protagonista, una especie de Fido Dido astronauta, o de los robots enemigos con sus naves, sí es muy chulo. Ambientado en ese atrezzo cutre de las películas holywoodienses de los años 60 y 70; lejos de no pegar en el conjunto, le da un toque divertido y desenfadado que se agradece.

Lo más positivo jugablemente hablando es que la variedad de situaciones se mantiene de principio a fin

Como plataformas con algo de sigilo tampoco es la bomba, pero sí tiene sus buenos momentos escondidos entre mucha acción ya superada de empujar una cajita para llegar más alto. Lo más positivo jugablemente hablando es que la variedad de situaciones se mantiene de principio a fin, y nunca se vuelve excesivamente monótono o se nos hace largo. En mi opinión, el poder de nuestro astronauta de rotar el planeta y así elegir a voluntad los ciclos de día y de noche, y lo que afecta esto al entorno, es lo mejor llevado. Jugando con este poder encontraremos los mejores momentos, los más ingeniosos, y por tanto más satisfacción con el mando en las manos. Hay problemas de rendimiento, se ven tirones curiosos y ralentizaciones, no afecta demasiado pero es molesto y seguramente evitable.

Jugando con este poder encontraremos los mejores momentos. | Equilateral

Jugando con este poder encontraremos los mejores momentos. | Equilateral

Siguiendo con las comparaciones con los títulos de Playdead, la historia sigue una estructura parecida. No hay diálogos, tu imaginación es la que debe crearse una explicación mientras avanzas e intentas intuir que mensaje oculto o que reflexión te genera lo que ves. También sale perdiendo en esta comparación, es mucho menos profundo y original, pero no está mal tampoco y el final cierra muy bien -con lo difícil que es eso hay que concedérselo- para dejarte con un buen sabor de boca.

En definitiva, Planet Alpha es un juego con buenas intenciones; poca gente se arrepentirá de haberlo jugado porque tiene bastantes cosas buenas, pero le faltan un par de golpes de microondas para poder haber llegado mucho más alto y ser inolvidable. La cuestión es que no hay muchos juegos como estos, y si te apetece un paseíto plataformero, con puzles sencillos y un envoltorio bien cuidado, no es mala opción, si quieres un armario que no de problemas, aléjate de él.

Planet Alpha: hermosa y divertida odisea en el espacio
Comments
To Top