Críticas

The Haunted Island o menuda jarana cuando el detective es una rana

Crítica de The Haunted Island. | Equilateral

The Haunted Island, a Frog Detective Game es una aventura gráfica breve pero divertida en la que nos ponemos en la anfibia piel de una rana para resolver un misterio.

Nos gustan un montón las historias de detectives, ¿verdad? Resolver un misterio, resolver el enigma o deducir quién ha sido el asesino. Lo hemos visto en la literatura con Arthur Conan Doyle y su Sherlock Holmes o Agatha Christie y su Hércules Poirot. De ahí al cine noir y a juegos de mesa como el famoso Cluedo. Era cuestión de tiempo que el género detectivesco llegara los videojuegos.

Al fin y al cabo un videojuego de detectives no deja de ser una forma muy efectiva de convertir el juego completo en un puzle a resolver. Planteas el enigma, colocas las pistas adecuadas y dejas que el jugador vaya desenrollando la madeja. Como por ejemplo, Snatcher uno de los primeros juegos de Hideo Kojima para PC-8801 en el que nos poníamos en la piel de un detective en un entorno cyberpunk-noir fuertemente inspirado por Blade Runner (que, casualmente, también tiene su propio videojuego). Por su carácter pausado y reflexivo, este tipo de juegos suelen acabar en la forma de una aventura gráfica, tal es el caso de, por ejemplo, Hotel Dusk o Ghost Trick. Hotel Dusk incluso nos obligaba a colocar la consola en formato vertical para simular un libro o libreta en la que apuntar nuestras pesquisas.

En un intento de modernizar el género de la aventura gráfica, L.A. Noire y las partes buenas de Detroit Become Human añadían algo de acción y un movimiento más libre por el escenario. En el primer caso incluían una serie de tiroteos y persecuciones y un sistema más complejo (aunque algo ridículo) de interrogatorios, y el segundo a partir de las tomas de decisiones y los quick time events.

Detective Pikachuuuuu lucha por su clienteeeee, lleva un gorrito muy mono y ademas es autosuficienteeeeeee. | Warner Bros

Aunque sea donde más abunda, no sólo encontramos a los detectives en la aventura gráfica. Un ambiente misterioso y lleno de peligros es ideal para el terror, y si no que se lo digan a Deadly Premonition, el adorable y grotesco homenaje por parte de Swery a Twin Peaks, o a The Evil Within, siendo su primera entrega la más empapada en el género negro con sus gruesas bandas horizontales a modo de película y el uso de chalecos y gabardinas en el vestuario de sus protagonistas.

No es todo seriedad y pose afectada en el mundo de los detectives. A veces los detectives son adorables, por ejemplo Profesor Layton, una suerte de Indiana Jones que en vez de saquear templos malditos prefiere beber té y resolver acertijos. La saga Layton lleva al extremo la condición de juego en el que todo es un puzle, haciendo de todo, literalmente, un puzzle. Otro detective adorable, pero con menos flema británica es el querido Detective Pikachu. Detective Pikachu reduce la investigación y el reto al mínimo pero a cambio nos dan un Pikachu que canónicamente bebe carajillo, ya que para obtener algo tenemos que hacer un sacrificio del mismo valor.

Nada como dormir después de resolver un caso. | Grace Bruxner

Y precisamente aprovechando el tema de la comedia vamos a pasar al tema que nos trae hoy aquí: The Haunted Island, o lo que es lo mismo: el juego de la rana detective. Esta historia comienza como muchas otras aventuras detectivescas con un despacho y una llamada telefónica. Nuestro jefe, que es un pingüino, nos informa de que en una isla se llevan oyendo unos sonidos fantasmagóricos desde hace un par de semanas, nuestro deber es ir y averiguar qué es. Cuando llegamos al fin a la isla nos encontraremos a un grupo bastante variopinto de personajes con los que tendremos que ir conversando para sonsacar información (y lana, pero eso es secundario) y averiguar de una vez de dónde vienen esos ruidos raros.

Grace Bruxner ha creado una aventura divertida que parte de los tópicos del género pero mantiene un nivel de absurdeces ideal. Aunque su planteamiento se parezca muchísimo a una versión simplificada de las aventuras gráficas clásicas, su sentido del humor hacen del juego algo fresco y novedoso. Con diálogos muy graciosos y un apartado gráfico low poly totalmente adorable y tontorrón, The Haunted Island es uno de los juegos más recomendables de este año. Croac.

The Haunted Island o menuda jarana cuando el detective es una rana
Comments
To Top