Descubrimientos

Stardew Valley más Nuclear Throne es igual a Atomicrops

Atomicrops. | Raw Fury
Atomicrops. | Raw Fury

El eslogan de Atomicrops es “Cultiva. Cásate. Mata” y creo que define bastante bien la propuesta de este juego que se lanzará en 2019.

Se está hablando poco del buen trabajo que están haciendo los de Raw Fury; la editora lleva ya publicados una serie de juegos de la talla de Dandara o Bad North, obras que han pasado desapercibidas pero que se atreven a explorar ciertos aspectos con más o menos soltura, demostrando el potencial de sus respectivos equipos. Raw Fury tiene ya un catálogo interesante, pero lo mejor es lo que está por venir: en 2019 van a lanzar al mercado (entre otros) The Last Night, Sable, Night Call y Atomicrops, el título que nos ocupa en esta noticia. 

Anunciado hace poco más de un mes, Atomicrops se presentó con un humorístico tráiler mitad animación, mitad vídeo in-game que deja claras dos cosas: que este videojuego no va a tener ni un ápice de seriedad y que la mezcla entre Stardew Valley y Nuclear Throne combina extrañamente bien. Porque, en efecto, Atomicrops mezcla dos géneros a priori difíciles de conjugar, ¿puede un simulador de granjas arcade compartir espacio con un roguelite maquinero? Al parecer la respuesta es sí.

Hay muchas cosas que llaman la atención en el tráiler de Atomicrops, una de ellas es su estilo artístico de pixelart baboso y fluido (como el de Nidhogg 2, ya que aquí también es Toby Dixon el encargado del diseño), pero lo más relevante para mí es que parece que el gameplay va a saber distinguir bastante bien entre las secciones frenéticas y las más relajadas. No parece que el caos se vaya a adueñar de cada partida, como se podría pensar en un momento.

Todavía no tiene fecha de lanzamiento, pero podéis seguir a su equipo de desarrollo en Twitter para estar al tanto de las novedades.

 

Sembrar nunca fue tan radical. | RawFury

Sembrar nunca fue tan radical. | RawFury

Comments
To Top