LANZAMIENTO

El crudo mar no tan solitario de The Things We Lost In The Flood

Puente submarino. | The Things We Lost In The Flood
Puente submarino. | The Things We Lost In The Flood

Una inundación mundial, un barco y una serie de mensajes en botellas escritos por otros jugadores: así de interesante y así de crudo es The Things We Lost In The Flood.

The Things We Lost In The Flood es un relato crudo sobre cómo la sociedad, segregada en individuos solitarios, se enfrenta a una inundación que ha traído consigo el fin del mundo tal y como lo conocíamos. The Things We Lost In The Flood es también la nueva obra de Dean Moynihan (Twitter), creador del célebre One Chance, en la que la melancolía frente al apocalipsis vuelve a configurarse como eje de la obra.

Aquí, al contrario que en One Chance, nos despertamos ya en pleno post-apocalipsis. En concreto amanecemos en una orilla, desnudos, sin más provisiones que una barca que entendemos nuestra. Lanzamos el bote al mar y comenzamos a remar con nuestras propias manos. El mar es una extensión infinita, una masa de agua sobredimensionada fruto de un accidente originado en el Oceáno Atlántico en 1993.

Allá donde miremos veremos mar. El agua, un conjunto de píxeles toscos desaturados, cubre todo lo que antes parecía inalcanzable; la primera estructura que nos encontramos es la parte alta de un puente colgante, parecido al de San Francisco, que nos indica que la ciudad a la que pertenecía descansa ahora sumergida. En ese puente hay colgados un par de aparatos robóticos, extraños y alejados de la estética del resto del juego, ¿qué son? The Things We Lost In The Flood deja muchas cosas en el aire, rodeando de misticismo una obra cuya esencia ya es lo suficientemente críptica como para entender nada.

Sin embargo lo mejor de The Things We Lost In The Flood no reside en su presumible trasfondo paranormal, sino en la reacción humana ante una tragedia del tal magnitud: durante la partida iremos encontrando botellas flotando en la superficie, dentro de ellas habrá mensajes escritos por otros jugadores y nosotros podremos decidirnos entre lanzar las botellas de nuevo al agua o destruirlas para siempre. Asimismo nosotros podremos escribir nuestros propios mensajes que podrán ser leídos por otros jugadores. El nuevo título de Dean Moynihan pone en bandeja la narrativa emergente multijugador sin necesidad de interacción directa entre avatares. 

Con lo buena que es la idea de The Things We Lost In The Flood y lo bien ejecutada que está es una locura que pueda jugarse gratis. Su autor lo ha publicado en itch.io permitiendo al jugador que pague lo que quiera por él, incluyendo cero euros. Eso sí, cualquier ingreso apoyará no sólo al desarrollo del juego sino también de proyectos futuros. De hecho Dean tiene un perfil en Patreon donde cualquiera puede suscribirse para colaborar mensualmente con su flujo de desarrollo.

Primeros pasos en The Things We Lost In The Flood. | Dean Moynihan

Primeros pasos en The Things We Lost In The Flood. | Dean Moynihan

Comments
To Top