LANZAMIENTO

Kind Words: cartearse con desconocidos en un multijugador amable

Kind Words te deja enviar tus preocupaciones por cartas a desconocidos y esperar a que te devuelvan palabras amables mientras escuchas música lo-fi. Tú, evidentemente, también puedes responder.

Internet es un lugar ciertamente extraño; a menudo se destaca su toxicidad, el peligro que tiene agolpar a millones de personas en una misma red donde el anonimato no sólo es asequible, sino habitual. Ser nadie en Internet es tan fácil como apretar un botón. Y esa falta de identificación puede dar lugar a situaciones de violencia, más o menos explícita, de diferentes graduaciones, pero violencia al fin y al cabo.

Al mismo tiempo, Internet es un sitio donde las personas conectan, se conocen y se ayudan. Hay consejos, desinteresados o no, para conseguir todo tipo de cosas, hay plataformas que llevan la amabilidad por bandera y muchas redes de apoyo a personas de minorías, con problemas de salud mental, etc… Visto así, Internet tiene dos caras. Un ying y un yang que conviven tocándose y, a veces, invadiendo la otra parte.

En esa línea que separa los dos mares de la Internet (el bravo y el sosegado) vive Kind Words, un videojuego online que centra su experiencia en el contacto con desconocidos a través de cartas anónimas: estás en tu pequeña habitación, recibes una carta anónima con una duda, una reflexión o una preocupación; en ese momento puedes responder a la otra persona (también humana) con cualquier tipo de texto que se te ocurra. La otra persona leerá tu respuesta y la puntuará con una pegatina que podrás coleccionar para decorar tu estancia.

Escogiendo carta para responder. | Popcannibal

Escogiendo carta para responder. | Popcannibal

Del mismo modo, tú podrás hacer lo propio con tus preocupaciones: lanzarlas a un mar de humanos anónimos a la espera de que alguno te responda con unas palabras amables. Kind Words también pone a tu disposición una cama, un gato y una banda sonora lo-fi para que puedas relajarte mientras esperas la correspondencia.

Seguramente, eso de abrir tu corazón a Internet para que cualquiera pueda responder lo que le dé la gana de forma completamente anónima no guste a todo el mundo. Y con razón. La toxicidad de la que hablaba antes puede explotar en una situación como esta. Sin embargo Ziba Scott, el creador del juego (que por cierto es también autor de Elegy for a Dead World, obra de la que surgió la idea de Kind Words), ha establecido una serie de estrategias de moderación para evitar situaciones desagradables dentro del juego.

Una de esas estrategia es cuanto menos curiosa: el desarrollador ha implementado una mecánica que le permite hablar directamente con cualquier jugador, bien para orientarle si ha recibido algún mensaje negativo, bien para amonestarle en caso de que lo haya enviado. El mensaje de Scott llegará al jugador en forma de diálogo con la cierva que actúa como guía del juego, por lo que está completamente integrado dentro de la experiencia, ayudando a corregir de forma más orgánica las malas actitudes.

Quizás esta atención personalizada pueda parecer exagerada, a mí al menos me llega a preocupar cómo de asumible es este compromiso para un equipo pequeño; responder uno a uno a todos los jugadores siendo una sola persona me parece una carga de trabajo exacerbada. Sin embargo, el desarrollador comenta en este artículo de Polygon que desde que Kind Words está disponible en Humble Monthly no ha tenido que moderar casi nada, a pesar de que han jugado alrededor de 4.000 personas.

De momento Scott está sorprendido por la amabilidad de la comunidad hasta ahora, veremos si eso se mantiene cuando el Kind Words salga en Steam el próximo 13 de septiembre

Comments
To Top